Extraña crisis de fibrilación paroxística

Resuelto
Denunciar
-
Message postés
232
Date d'inscription
lunes, 8 de marzo de 2010
Estatus
Miembro
Última intervención
miércoles, 28 de septiembre de 2011
-
Hola,
El domingo a las 7 de la mañana, mientras aún estaba entre medio dormida y medio despierta, tuve una sensación muy extraña que me hace pensar a algún malestar cardiaco: estando recostada, sentí una súbita elevación de mi estrés, ya que mi corazón se aceleró cada vez más rápido, creo que llego a tener 200 latidos/min que me dieron la impresión de que explotaría. Quise llamar a mi hermanita que dormía a mi lado y no fui capaz de hablar. Respiraba con dificultad, tenía vértigos y ganas de llorar, pues creía que esta taquicardia me produciría un paro cardiaco.
Todo esto duró algunos segundos, entonces hubo como una transición y mi corazón se puso a latir sumamente lento (creo que 1 latido cada 3 segundos) hasta volver a tomar su ritmo normal.
Será una fibrilación paroxística? Tengo 17 años y jamás he tenido problemas cardiacos, aunque mi madre sí sufre de hipertensión arterial. Y hay algo más, en contadas ocasiones he tenido dolores toráxicos, que pueden asemejarse a una angina de pecho.
Lo más raro es que ayer no sentí nada, aunque practiqué deporte.
Alguien de ustedes ha sentido ya esto mismo? Será que pueda recomenzar?
Debería ir a consultar a un médico?
Necesito me ayuden, por favor!

1 respuesta

Message postés
232
Date d'inscription
lunes, 8 de marzo de 2010
Estatus
Miembro
Última intervención
miércoles, 28 de septiembre de 2011
873
Hola,
A los 17 años es rarísimo observar una fibrilación auricular. En cambio, a esa edad es, en efecto, más frecuente observar episodios de taquicardia "supraventricular" paroxística (síndrome de Hoffmann-Bouveret).
No es fácil meterla en evidencia, ya que es un síndrome bastante esporádico, por lo que su diagnóstico puede necesitar un monitoreo Holter de 24h.
La afección ocurre con mayor frecuencia en bebés y en personas jóvenes. Sus síntomas son muy alarmantes, pero a veces no se considera en sí misma peligrosa.
Debes evitar el consumo de tabaco, alcohol y excitantes como el café o el té, entre otros, que pueden incrementar su aparición.
En caso de que la crisis volviera a producirse, lo indicado sería ir a ver a su médico.