Audiometría

Julio 2017





  • La audiometría es una prueba que nos permite una valoración bastante precisa de la audición.
  • Esta prueba se realiza para determinar si una persona oye bien o no.
  • Nos aporta, además, una información adicional sobre el problema subyacente y sobre la posible causa de la pérdida auditiva.

Es necesaria la colaboración del paciente

  • Para obtener unos resultados fiables es muy importante la colaboración del paciente.
  • Es necesario que preste mucha atención durante la prueba y que responda con sinceridad.
  • Por lo tanto, los resultados de una audiometría estarán distorsionados:
    • en niños pequeños: no es válida en niños menores de cuatro años.
    • en las personas simuladores.
    • en personas muy nerviosas o con déficit de atención.

¿Cuándo pedimos esta prueba?

  • Con este examen, se puede detectar la hipoacusia o disminución de la audición a una edad temprana: también se puede utilizar cuando se presente una dificultad para oír por cualquier causa.

Evaluación de la vía aérea y la vía ósea

  • Durante una audiometría se evaluan la "vía aérea" y "la vía ósea".
  • La vía aérea: evalúa la capacidad para detectar sonidos presentados/transmitidos a través del aire, en concreto a través de unos auriculares.
  • La vía ósea: evalúa la capacidad para detectar sonidos transmitidos a través de los huesos de la cabeza: en este caso se utiliza un vibrador que se coloca detrás de la oreja.

Los sonidos

  • El oído humano es capaz de discernir sonidos cuyas frecuencias oscilan entre los 20 y los 20.000 Hertzios (Hz).
  • Los sonidos varían de acuerdo con el volumen o fuerza (intensidad) y con la velocidad de vibración de las ondas sonoras (tono).
  • La audición se produce cuando las ondas sonoras estimulan los nervios del oído interno.
  • Finalmente, el sonido viaja a lo largo de las rutas nerviosas hasta el cerebro.
  • Las ondas sonoras pueden viajar hasta el oído interno a través del conducto auditivo externo, el tímpano y los huesos del oído medio (conducción del aire) o a través de los huesos que se encuentran alrededor y detrás del oído (conducción ósea).

Los decibelios

  • La intensidad de un sonido se mide en decibelios (dB).
  • Un susurro tiene aproximadamente 20 dB.
  • La música fuerte (algunos conciertos) tienen alrededor de 80 a 120 dB.
  • El motor de un jet tiene más o menos de 140 a 180 dB.
  • Los sonidos de más de 85 dB pueden provocar hipoacusia después de unas pocas horas.
  • Los sonidos más fuertes pueden ocasionar dolor inmediato y la hipoacusia se puede presentar en muy poco tiempo.

El tono

  • El tono de un sonido se mide en ciclos por segundo (cps) o Hertz.
  • Los tonos graves de un bajo fluctúan entre 50 a 60 Hz.
  • Los tonos agudos de máxima elevación tienen aproximadamente 10,000 Hz o más.
  • El lenguaje humano está generalmente entre 500 y 3,000 Hz.

¿Cómo se realiza el exámen?


Exploración de la vía aérea

  • Para realizar de forma correcta una audiometría, la persona cuya audición vayamos a explorar debe entrar dentro de una cabina perfectamente insonorizada, sentarse cómodamente y colocarse unos auriculares.
  • A continuación la persona que realice la audiometría le irá presentando una serie de sonidos de mayor a menor volumen, teniendo el explorado que levantar la mano cada vez que lo oye.
  • La última intensidad reconocida determinará nuestro umbral de audición para esa frecuencia en concreto.
  • Esta misma tarea se repetirá con sonidos de otras frecuencias: habitualmente se exploran las frecuencias de 125,250, 500, 1000, 2000, 4000, 8000 Hz.
  • De esta manera habremos explorado la vía aérea.

Exploración de la vía ósea

  • La exploración de la ósea se realizará de la misma forma que la vía aérea pero en vez de presentar el sonido a través de un auricular lo haremos a través de un vibrador.
  • El vibrador se coloca detrás de la oreja, en la región conocida con el nombre de mastoides.
  • Se puede utilizar un diapasón, el cual se golpea levemente y se mantiene en el aire a cada lado de la cabeza para evaluar la capacidad de audición por conducción aérea.
  • Luego, se vuelve a golpear y se coloca contra el hueso mastoideo, detrás de cada oído, para evaluar la conducción ósea.

Preparación para el examen

  • No se necesita ninguna preparación en especial para este examen.

¿Cuánto dura la prueba?

  • Este examen no ocasiona ningún tipo de molestia y su duración varía.
  • La evaluación inicial puede tomar de 5 a 10 minutos, mientras que una audiometría detallada puede tomar casi una hora.

La prueba es normal

  • Cuando la capacidad para escuchar un susurro, el habla normal y el tictac de un reloj es normal.
  • Cuando la capacidad para escuchar un diapasón a través del aire y el hueso es normal.
  • En la audiometría detallada, la audición es normal si uno puede escuchar tonos desde 250Hz a 8000 Hz a 25dB o menos.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 20 de abril de 2013 a las 10:00 por DRA. MARNET.
El documento «Audiometría» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.