Cuándo hacer la prueba de embarazo


El test de embarazo es una prueba que permite a la mujer saber si está o no embarazada. Las pruebas de embarazo pueden ser cualitativas (solo indican sí o no) o cuantitativas (especifican el nivel exacto de la hormona hCG). En ambos casos, la hormona analizada es la conocida como beta-hCG (gonadotropina coriónica humana), liberada por el embrión desde su implantación en el útero.


Qué tan confiables son los test de embarazo

Los test de embarazo, vendidos en la mayor parte de los casos en las farmacias sin receta, nos permiten conocer la gonadotropina coriónica (hCG), hormona que segregan únicamente las mujeres embarazadas desde el principio del desarrollo del embrión. La tasa de esta hormona aumenta progresivamente durante las seis primeras semanas de embarazo. Estos test, fiables al 99 %, no son reembolsados por la Seguridad Social.

Cuándo es mejor hacerse la prueba de embarazo

Es conveniente hacer una prueba de embarazo en el momento apropiado para que el resultado sea fiable.


La prueba de embarazo en sangre es más precisa y confiable. Puede ser positiva incluso antes de que se produzca la falta de menstruación. Detecta los niveles de la hormona hCG desde 1 mIU/mL. En cambio, la prueba de embarazo en orina necesita concentraciones superiores de la hormona hCG para poder detectarla, del orden de 20 mIU/mL. Las más sensibles ya pueden detectar la hormona con un día de retraso en la menstruación.

Test de embarazo, ¿cuándo hacerlo?

En las mujeres cuyos ciclos son irregulares es mejor esperar a tener la semana completa de retraso antes de realizar el test, ya que no se puede saber exactamente en qué momento han ovulado.

Cuándo es más efectivo hacer un test de embarazo

Depende si la mujer es regular o irregular. En la mujer regular se puede hacer con un día de retraso en la regla, mientras que en la mujer con ciclos irregulares se debe esperar a tener la semana completa de retraso en la menstruación para que el test sea más fiable. Si no se respetan estos tiempos, el test de embarazo puede dar falsos resultados, es decir, darnos un negativo cuando en realidad la mujer está embarazada.

Test de embarazo de farmacia

Se recomienda comprar aquel que tenga una sensibilidad más alta, es decir, el que detecte la concentración más baja de la hormona hCG. En general, los test de farmacia detectan concentraciones de la hormona a partir de 20 mIU/mL. Las mujeres que tienen ciclos bien regulares no tienen complicaciones para calcular el mejor momento para realizar el test. La mujer suele ovular el día 14 del ciclo y la implantación del embrión se produce entre 6 y 10 días después de haber sido fecundado. Por esta razón, con un retraso de un día en la fecha de llegada de la regla, ya se podrán detectar niveles de hCG en la orina.

Cómo se utiliza el test de embarazo

Siempre es recomendable hacer el test de embarazo casero con la primera orina de la mañana, ya que es la que tiene la orina más concentrada. Intenta no beber mucho líquido antes del test porque podría diluir la hormona del embarazo. Lee las instrucciones con mucho cuidado para saber cómo debes recoger la orina, el tiempo que tienes que orinar en la varilla y conocer los símbolos para indicar si hay embarazo o no. En la caja debe haber un número de teléfono gratuito para que llames si tienes dudas.

Antes de hacer la prueba, lávate las manos con agua y jabón. Retira la varilla con cuidado del envase. En algunos casos, se orina sobre la varilla, en otros encontrarás un pequeño recipiente de plástico dentro de la caja. De preferencia usa la mitad de la micción, es decir, orina un poco antes de recolectar la orina en el recipiente o de insertar la varilla. En ciertas pruebas, debes orinar sobre la varilla un tiempo determinado (por ejemplo, 5 segundos exactos). Utiliza un cronómetro si es necesario. Cuando orines sobre la varilla, asegúrate de colocar el extremo absorbente en la corriente de orina y voltearlo para que la ventana de la pantalla esté hacia arriba.

Cómo hacer una prueba de embarazo

Cuando el test lleva un recipiente de plástico deja caer la orina en el hueco que se indica en la varilla. Algunas marcas requieren que remojes el extremo absorbente de la varilla en la orina recolectada. Debes sostenerlo ahí de 5 a 10 segundos o la cantidad de tiempo que se indica en las instrucciones.

Después debes esperar el tiempo que te indique. Generalmente, es entre 1 y 5 minutos, aunque algunas pruebas indican 10 minutos. Coloca la varilla de prueba en una superficie regular y limpia con la ventana de los resultados hacia arriba.

Para indicar si la prueba es positiva o negativa la mayoría de las pruebas caseras utilizan signos de adición (+) o de sustracción (-), un cambio de color codificado o las palabras embarazada o no embarazada en una pantalla digital. A veces aparece una línea o un símbolo muy tenue en la pantalla. Si esto sucede, debes considerarlo como un resultado positivo, pues eso indica que la prueba ha detectado la hCG en tu orina. Los test falsos positivos son muy raros.

Test de embarazo positivo

Cuando el test de embarazo en orina casero ha salido positivo debes realizarte una prueba en sangre para confirmarlo y acudir con el resultado a una visita con tu ginecólogo. Así se iniciarán los controles propios de tu estado.

Test de embarazo: precio

Los test de embarazo caseros en orina son los mas económicos, suelen costar entre 5 y 10 euros (5,85 a 11,69 dólares). Los más baratos son los de las tiras reactivas. Los test de embarazo digitales son algo más caros, del orden de 10 euros (11,69 dólares).

El test de embarazo en sangre se realiza en un laboratorio de análisis clínico y suele costar entre 20 y 60 euros (23,38 a 70,15 dólares). Los resultados están disponibles al cabo de 24 horas, por lo general.

Prueba de embarazo en sangre

La prueba de embarazo en sangre se puede hacer de dos maneras: cuantitativa (indica el valor exacto de la hormona beta hCG) o cualitativa (simplemente indica si es positiva o negativa).

Test de embarazo negativo

Existe controversia en relación al nivel de hormona tomado como límite para marcar que hay o no embarazo, pero generalmente se considera que valores inferiores a 10 mUI/ml son dudosos. En este caso, se debe repetir el test y analizar la evolución de la beta hCG. Si el valor se duplica aproximadamente cada 48 horas, podemos decir que el embarazo evoluciona de forma favorable. Si, por el contrario, el valor se detiene o disminuye, consideramos que no hay gestación evolutiva.

Falso negativo en prueba de embarazo

Podemos tener un falso negativo durante los primeros días de desarrollo del embarazo porque los niveles de la beta hCG son bajos. Por ello, existe la posibilidad de que el test de embarazo no la detecte y se recomienda esperar aproximadamente 15 días desde la relación sexual o el tratamiento de reproducción asistida antes de realizarlo. Pasado este tiempo, si se ha producido el embarazo, el nivel de la beta hCG ya habrá aumentado lo suficiente como para ser detectada por el test y que el resultado obtenido sea fiable.

A los cuántos días de retraso se puede hacer una prueba de embarazo

Efectuar lo más pronto posible el diagnóstico del embarazo permite programar los exámenes de seguimiento, fijar la fecha del parto, evitar los factores de riesgo (ya que los riesgos para el feto son más importantes durante los primeros meses del embarazo) y dejar el tabaco y el alcohol. Es importante consultar con el médico antes de tomar cualquier medicamento porque numerosos fármacos están contraindicados durante el embarazo. También hay que dejar de practicar actividades deportivas de riesgo.

Test de embarazo virtual

Estos test son virtuales y consisten en hacer una serie de preguntas a la mujer para detectar si existen síntomas de un embarazo temprano. Por ejemplo, si notas más turgencia (abultado y firme) en tus senos, si tienes dolores abdominales, si te molestan algunos olores, si tienes náuseas o flujo blanco abundante, si notas un aumento en la temperatura de tu cuerpo, cansancio o calambres.

Foto: © bestv – Shutterstock.com