Cánceres de piel: carcinoma y melanoma

Haz una pregunta



Los cánceres más frecuentes tienen una causa común



Existen numerosos cánceres cutáneos, entre los cuales los más frecuentes son:
  • Basocelular, el carcinoma más frecuente en los humanos.
  • Espinocelular.
  • Melanoma.


La aparición de un cáncer de piel tiene a menudo múltiples causas, intervienen tanto factores genéticos y algunas veces factores traumáticos. Sin embargo, estos tres tipos de neoplasias cutáneas tienen como causa común: la exposición a los rayos UV.
Prevenir las neoplasias cutáneas implica protegerse la piel de los rayos UV.

Diagnóstico


El diagnóstico de una neoplasia cutánea requiere consultarse con el dermatólogo ya que toda lesión cutánea que sufre un cambio (manchas marrones, enrojecimientos, nódulos, costras...) puede corresponder a un cáncer cutáneo.
Se recomienda consultar con el dermatólogo cualquier aparición, evolución o cambio de una lesión cutánea.

El médico ante una duda podrá ordenar una biopsia de la lesión, que consiste en extraer un pedazo de piel para analizarlo.

Tratamiento


Por lo general, el tratamiento común contra los cánceres cutáneos es la ablación quirúrgica con distintos márgenes de seguridad dependiendo de la naturaleza del tumor.
Luego de la cirugía, también es posible realizar tratamientos complementarios (quimioterapia, radioterapia...) dependiendo de la naturaleza del tumor y de su extensión.

Saber más

Sarna (escabiosis): síntomas, contagio y tratamiento
¿Por qué protegerse de los rayos UV?