Cómo tratar una uña encarnada

Haz una pregunta
La uña encarnada, también conocida como onicocriptosis, es una inflamación que aparece cuando la uña causa una herida en el borde lateral del dedo. En general, afecta a los pies, principalmente al dedo gordo, y causa hinchazón, dolor, enrojecimiento y pus.


¿Por qué se encarna la uña?

Las causas de la uña encarnada son diversas, pero las principales son los cortes equivocados en las uñas, los traumas o golpes en la zona, o el uso de calzado demasiado apretado. En esta situación, la piel forma una barrera que impide el crecimiento de la uña, lo que acaba perforando las capas de la epidermis y la dermis.

Uña encarnada con pus

La uña encarnada con pus debe ser tratada por un médico dermatólogo, ya que su tratamiento implica el uso de pomadas antibióticas y cortar la uña. En algunos casos, es necesario levantar la uña para introducir algodón o una gasa para facilitar su crecimiento.

Los podólogos también pueden cuidar una uña encarnada con pus, no obstante, cuando es necesario tomar algún tipo de medicamento, es importante contar con el apoyo y visto bueno de un especialista.

Uña encarnada inflamada

Cuando ya existe una uña encarnada y los pies son introducidos en calzados cerrados, que guardan el calor y la humedad, es frecuente la aparición de inflamaciones debido a la acción de bacterias y hongos. La uña encarnada inflamada, llamada paroniquia, debe ser tratada cuanto antes, especialmente en pacientes diabéticos o con problemas de circulación.

Cómo tratar la uña encarnada

El tratamiento para la uña encarnada depende de la situación del problema. Hay desde remedios caseros hasta pequeñas cirugías realizadas por médicos, que cortan la uña para aliviar los síntomas de hinchazón y dolor. Las pomadas antibióticas, los analgésicos, los protectores de dedo e incluso la retirada de la uña son medidas también adoptadas para tratar la uña encarnada.

Remedio para la uña encarnada

Los remedios más recetados por los médicos para tratar la uña encarnada inflamada son los antibióticos orales. En general, este tipo de medicamento es prescrito a personas que tienen un sistema inmunológico debilitado y que no responden a las pomadas antibióticas. Medicinas como la Ampicilina, la Amoxicilina y la Vancomicina, vendidas bajo receta médica, son algunos ejemplos.

Pomada para uña encarnada

La pomada para uña encarnada o crema antibiótica son prescritas con frecuencia para aliviar la inflamación y reducir el riesgo de infección. En general, se recomienda aplicarla hasta tres veces al día, aunque las instrucciones médicas son siempre fundamentales para cada caso. Otro aspecto importante es mantener el dedo con una uña encarnada aislado de los demás, usando un apósito después de aplicar la pomada.

Cirurgía de uña encarnada

La cirugía para la uña encarnada es la última medida para tratar este problema. En general, es recomendada cuando las uñas se encarnan con frecuencia y los tratamientos convencionales dejan de funcionar. Esta cirugía es realizada con anestesia local y no retira toda la uña en la mayoría de los casos, usando solo un ácido, como el nitrato de plata, para destruir parte de la uña encarnada.

Foto: © Vetores - 123RF.com
Dra. Marta Marnet

CCM Salud es una publicación informativa realizada por un equipo de especialistas de la salud y redactores supervisados por la Dra. Marta Marnet (número de registro 19741 en el Colegio de Médicos de Barcelona, España).

Más información sobre el equipo de CCM Salud

Consulta también