Eversión glandular, ectropion o úlcera

Julio 2017




Es un tejido que se encuentra fuera de su sitio habitual como consecuencia de estímulos hormonales como los presentes al iniciar las menstruaciones o por los embarazos. Se caracteriza por producir mucho flujo y ser un tejido más frágil que el que cubre habitualmente el cuello.
El cuello del útero está formado por dos regiones: una interna o endocérvix y una externa o exocérvix. El endocérvix está recubierto por tejido epitelial columnar glandular, a partir del cual se pueden desarrollar tumores conocidos como adenocarcinomas. El exocérvix se compone de epitelio estratificado, que puede dar lugar a tumores llamados carcinomas.
Durante la pubertad el epitelio glandular del endocérvix evierte hacia la región externa del cérvix: este proceso es conocido como eversión glandular. También aparece en mujeres que toman anticonceptivos y se considera un proceso normal. Sin embargo, con mucha frecuencia las mujeres con eversión glandular están infectadas por Virus del Papiloma Humano o VPH.

Su origen

Existe el ectropión cuando el cuello del útero tiene su superficie exterior recubierta por un tejido o epitelio cilíndrico monoestratificado. En condiciones normales, este tejido únicamente recubre el endocervix, es decir, el interior del cérvix, y no su parte externa.
El principal origen de la eversión glandular está relacionado con las infecciones de transmisión sexual, así como la carga hormonal durante el embarazo y la ingesta de anticonceptivos.

Es frecuente

Se presenta en el 20 al 50% de todas las mujeres con vida sexual activa entre los 18 y 50 años. La eversion glandular es un fenómeno normal que se puede presentar en todas las mujeres y depende del estado hormonal.

Diagnóstico

Los métodos de diagnóstico inicial son la observación directa o a través de la colposcopia. Su persistencia y recurrencia pueden ser la base para la generación de lesiones precursoras del cáncer que se originan a partir de los epitelios plano estratificado o glandular del cuello uterino.
No se trata de nada maligno, cuando hay infecciones repetidas parte de la mucosa del interior del cuello uterino se sale y es lo que se llama eversion. No se trata de un diagnóstico de gravedad.

Consecuencias de la eversión glandular

Puede provocar infecciones o cervicitis, que pueden afectar con mayor frecuencia un cuello de útero alterado. El ectropión crea un desequilibrio en el interior del ecosistema vaginal y puede hacer que los microorganismos presentes en la vagina, que generalmente son inofensivos, proliferen de una manera anormal y se vuelvan agresivos. Un cérvix con ectropión es más vulnerable a las infecciones, que pueden llegar a la vagina durante las relaciones sexuales.
En algunos casos, el cérvix se inflama y en estos casos la infección puede extenderse hasta las trompas de falopio y los ovarios, con el riesgo de producirles daños. A veces, se pueden detectar manchas de sangre, sobre todo después de haber tenido relaciones sexuales. El tratamiento debe establecerlo el ginecólogo: puede consistir en una cura antibiótica local, mediante pomadas u óvulos, o por vía oral. Por regla general, una higiene íntima correcta y el empleo de preservativos son suficientes para reducir de una forma muy notable el riesgo de sufrir una cervicitis.

¿Provocan cáncer de cuello del útero?

No, las úlceras no generan cáncer del cuello uterino. El tejido de la úlcera o eversión glandular es un tejido sano que se encuentra fuera de su sitio habitual y por ello procova mucho flujo.

Tratamiento

Tanto la crioterapia como la cauterizacion pueden eliminarla por completo. No provoca alteraciones en la fertilidad de la mujer. El tratamiento sólo está indicado en aquellos casos en los que el ectropión provoque repetidas infecciones en el cuello del útero o cervix.
Para eliminar esta anomalía es necesario recurrir a la cauterización: consiste en quemar el tejido anormal para conseguir que se forme uno nuevo de características normales.

Tipos de cauterización

Los métodos que se emplean en la actualidad para tratar este problema son la diatermocoagulación (el método más empleado y se efectúa en el consultorio, no requiere anestesia y sólo produce una ligera molestia), el láser (no se considera un método completamente eficaz para tratar este problema, pues la posición del cérvix no siempre permite que el haz de luz alcance la zona de una manera adecuada), el LEEP (se recurre a esta técnica sólo en casos muy especiales cuando se descubren células que podrían degenerar en células atípicas) o la crioterapia (se aplica sobre el cérvix una pequeña cantidad de nitrógeno líquido, que actúa eliminando el tejido anómalo, se practica en el consultorio, no requiere anestesia y sólo provoca una ligera molestia).

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 29 de septiembre de 2014 a las 11:12 por DRA. MARNET.
El documento «Eversión glandular, ectropion o úlcera» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.