Para qué sirve el coprocultivo o examen bacteriológico de las heces

Septiembre 2016


Qué es, qué significa y en qué consiste el coprocultivo

El examen bacteriológico de las heces o coprocultivo es un examen de las materias fecales. Este examen consiste en estimular el crecimiento de cualquier microorganismo presente en los fragmentos de las materias fecales del paciente —mediante un gel— para buscar e identificar bacterias patógenas.

El examen bacteriológico de las heces detecta microbios que causan enfermedades gastrointestinales

El examen bacteriológico de las heces sirve para identificar gérmenes patógenos —normalmente ausentes en el tubo digestivo— y que pueden provocar diarreas e infecciones digestivas en el individuo.

Por tanto, este examen pretende detectar la presencia de gérmenes o bacterias perjudiciales como la salmonela, la bacteria Shigella, la bacteria Campylobacter, la bacteria Escherichia coli (conocida por su abreviación E. coli) o la bacteria Vibrio cholerae.

Estas afecciones provocan la aparición de síntomas como los dolores de estómago, vómitos, fiebre, diarreas y diarreas agudas, crónicas, febriles o no. El enfermo afectado por diarreas emite heces líquidas, viscosas o hemorrágicas.

Por qué motivos se prescribe un coprocultivo

Los profesionales de la salud prescriben coprocultivos a sus pacientes cuando sospechan la presencia de un germen peligroso para la salud del paciente.


El coprocultivo es necesario cuando un paciente presenta una diarrea crónica en un contexto epidémico debido a un viaje a un país tropical, por ejemplo. El objetivo principal del examen es la búsqueda del microorganismo patógeno que causa la diarrea.

Sin embargo, este examen también puede ser útil en muchos otros casos, como en la búsqueda de posibles bacterias resistentes en un paciente asintomático.

También suele prescribirse para detectar una intoxicación alimentaria e indicios de una parasitosis intestinal.

Cuáles son los valores normales del examen bacteriológico de las heces

Los resultados son normales cuando se ha comprobado que el paciente tiene una flora saprófita normal; es decir, que no presenta ningún peligro para el organismo.

Los resultados deben mostrar una concentración del 50 % al 70 % de bacterias Gram negativas, del 30 % al 50 % de bacterias Gram positivas, ningún glóbulo blanco (también llamados leucocitos), ningún glóbulo rojo (hematíes) y ninguna bacteria patógena.

Interpretación de los resultados del coprocultivo

Los resultados del coprocultivo pueden variar según la técnica utilizada por el laboratorio. Por lo tanto, esta información no constituye un diagnóstico. Es importante que el paciente consulte a su médico, quien interpretará los resultados y considerará la posibilidad de realizar exámenes complementarios o prescribir un tratamiento.


Foto: © kwanchai.c - Shutterstock.com

Consulta también :
Este documento intitulado « Para qué sirve el coprocultivo o examen bacteriológico de las heces  » de Ccm (salud.ccm.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.