Cuándo es necesario extirpar las amígdalas

Junio 2018
La amigdalectomía se realiza a partir de los 4 años de edad y bajo anestesia general. Las amígdalas son órganos de defensa frente a las bacterias que penetran por la boca pero, cuando se inflaman, puede ser necesaria una cirugía para su extirpación.


Operación de amígdalas en niños

Actualmente, la amigdalectomía solo está indicada en el niño cuando el especialista considera que es absolutamente necesaria, por ejemplo, en caso de que el niño sufra seis episodios de amigdalitis con fiebre y placas en un año; cinco en 12 meses durante dos años seguidos; o cuatro en 12 meses durante tres años consecutivos. Otra de las indicaciones es cuando las amígdalas provocan apnea (respiración leve) del sueño.


La operación se realiza bajo anestesia general y entubación. Dura aproximadamente una hora. En algunos hospitales se puede realizar de forma ambulatoria. Ya no se practica tanto como hace 20 años.

Beneficios de sacar las amígdalas

Las amígdalas defienden a nuestro organismo de ser colonizado por bacterias y virus. Además, fabrican anticuerpos para evitar infecciones. Los beneficios de extirpar las amígdalas están demostrados cuando el paciente sufre infecciones recurrentes (5 o más por año) porque, en este caso, lo que plantean son más problemas que beneficios: dificultades respiratorias, apneas del sueño, inflamaciones repetidas a nivel de los ganglios, infecciones en el oído y adenoides que aumentan de tamaño de forma excesiva.

Operación de amígdalas: consecuencias

Nuestro cuerpo puede vivir sin las amígdalas, ya que es capaz de amoldarse a su extirpación sin problema. Sin embargo, a raíz de la intervención pueden aparecer algunas consecuencias como la aparición de dolor o molestias de garganta o de oído, rigidez en la mandíbula, nariz tapada que suele desaparecer en una semana o cambios en la voz que puede hacerse más nasal, aunque este efecto secundario también suele desaparecer en unas dos semanas.

A largo plazo, numerosos estudios han demostrado que a los seis o siete años de vida las amígdalas no sirven para nada. Son muy importantes para el desarrollo del sistema inmunológico y de anticuerpos en los niños pequeños, pero una vez que cumplen su función, al llegar a los siete años, dejan de tener efecto alguno. El riesgo de infecciones en la zona más profunda de la garganta sigue siendo el mismo que antes de su extirpación y no existen evidencias que demuestren su incremento.

¿Es bueno sacarse las amígdalas?

Hace algunos años se realizaba esta intervención en los niños con demasiada frecuencia. Actualmente, sabemos que las amígdalas intervienen en el desarrollo del sistema inmunológico y de anticuerpos en los niños, por lo que esta operación en los más pequeños solo está indicada en casos muy específicos, por ejemplo, que se produzcan problemas respiratorios o auditivos que puedan tener riesgo de secuelas en los pacientes.

Es frecuente que los niños, especialmente antes de cumplir los tres años, padezcan anginas. Esto no debe preocupar a los padres, ya que las anginas contribuyen a generar las defensas necesarias que los protegerán el resto de su vida.

Cuándo es recomendable sacarse las amígdalas

Esta intervención debe, sin embargo, practicarse en determinados casos, como cuando las anginas crónicas se presentan 4 o 5 veces por año.


Entre los riesgos de las complicaciones ligadas a las anginas bacterianas crónicas, se encuentran las complicaciones cardiacas con el reumatismo articular agudo (RAA): esta patología aparece semanas después de una angina provocada por los estreptococos. Afecta las articulaciones, el corazón y las membranas que rodean ciertos órganos como la pleura, situada alrededor de los pulmones.

El diagnóstico se confirma con un análisis de sangre, una biopsia local, una radiografía o una ecografía. El RAA representa una verdadera urgencia, necesita una actuación inmediata, así como un tratamiento que contenga sobre todo antibióticos, corticoides y un reposo estricto. Después se prescribe un tratamiento preventivo con la administración periódica de una inyección de penicilina. También pueden aparecer complicaciones renales.

Qué hacer cuando se inflaman las amígdalas

Unas amígdalas de gran tamaño son un impedimento para una correcta respiración y pueden provocar dificultades a la hora de tragar los alimentos. Asimismo, pueden comportar la aparición de apneas del sueño en el niño: pausas respiratorias durante el sueño, fiebre nocturna y cansancio a lo largo del día, entre otros síntomas. También pueden provocar la aparición de flemones o abscesos amigdalares, que pueden llevar a problemas respiratorios que necesiten de una intervención urgente.

La necesidad de una intervención no es urgente en las situaciones citadas anteriormente, pero debe efectuarse el diagnóstico correctamente y realizar una amigdalectomía.

Extracción de amígdalas en adultos

Es una intervención que se realiza con poca frecuencia, ya que menos del 10 % de estas cirugías se efectúa en pacientes mayores de 18 años. Esta intervención suele estar indicada en caso de amigdalitis crónica en adultos jóvenes o cuando aparece en pacientes que roncan y que tienen el síndrome de apneas de sueño por hipertrofia de las amígdalas.

También puede indicarse una extirpación cuando la amigdalitis provoque convulsiones febriles, infecciones recurrentes (más de tres o cuatro cada año), en caso de dolores de garganta de repetición o halitosis que represente un problema para el paciente. Otras indicaciones son la presencia de abscesos periamigdalinos (en la parte posterior de la boca, al lado de las amígdalas), dificultad para tragar los alimentos o cuando los fármacos utilizados no son eficaces.

Cuidados después de una operación de amígdalas

En ocasiones, días después de la intervención quirúrgica pueden surgir algunos dolores difíciles de soportar. Un tratamiento a base de paracetamol permite disminuir estas dolencias. Se recomienda comer helado, ya que también puede aliviar el malestar. Se aconseja tomar solo líquidos durante algunos días.

Después de una amigdalectomía es necesario vigilar al paciente, ya que puede aparecer fiebre y sangrado. Hay que vigilar la temperatura del niño y la ausencia de sangrado. Consultar al médico en caso de aparición de fiebre o sangrado.

Operación de amígdalas: costo

En algunos países, esta operación puede ser cubierta por la institución de Seguro Social de cada país. En caso de hospitales privados, es necesario concertar una cita para conocer más detalles. En España suele rondar los 1.000 euros y en la intervención está incluida una primera visita médica, las pruebas preoperatorias, la extirpación de las amígdalas a través de la boca, la anestesia general, el material, la medicación, una noche en el hospital y las visitas de control postoperatorias.

Foto: © bravissimos – 123RF.com

Ablation des amygdales - Amygdalectomie - Tonsillectomie
Ablation des amygdales - Amygdalectomie - Tonsillectomie
When to do a tonsillectomy?
When to do a tonsillectomy?
Última actualización: 5 de marzo de 2018 a las 15:54 por gslaura.
El documento «Cuándo es necesario extirpar las amígdalas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
Alergias - Síntomas
Asma