0
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Alternativas a la leche materna


Cada vez más mamás dan a sus bebés un tipo de leche diferente a la leche materna o a la leche de vaca. La leche de soja, almendras, cabra y yegua son algunas de ellas. A continuación, una explicación de los riesgos y precauciones que hay que tomar en cuenta al ingerir alguna de estas leches.


La leche sustituta, ¿es buena para los recién nacidos?

Las leches sustitutas de la leche materna, mencionadas anteriormente, no han sido formuladas para los niños menores de un año, pues no cubren íntegramente las necesidades nutricionales de los bebés.

Se ha comprobado que las manifestaciones en los bebés que son alimentados con este tipo de leche son más severas cuando su uso se prolonga por varias semanas o meses y cuando su consumo es exclusivo.

Consecuencias de no dar lactancia materna ni leche de fórmula

Estas prácticas pueden provocar desnutrición. Utilizar exclusivamente las leches sustitutas a la leche materna durante algunas semanas puede provocar signos de desnutrición o anomalías metabólicas que pueden conducir a complicaciones, infecciones e incluso a la muerte.

Se aconseja a los padres no usar estos productos como la principal fuente de alimentación en el niño menor de un año.

Beneficios de la leche materna y la leche de fórmula

Es importante recordar que la leche materna es el alimento de referencia y el mejor adaptado a las necesidades del bebé. Cuando la mamá decide o no puede amamantar a su bebé, se recomiendan los preparados para lactantes y la leche de fórmula de acuerdo con la edad del infante (como la leche de primera edad y segunda edad).

Una alimentación equilibrada de la mamá durante el embarazo y la lactancia evita un déficit de aportación de vitaminas y minerales que puede tener consecuencias negativas para el bebé.

La lactancia materna cuando la mamá es vegetariana

Las mujeres que no consumen ningún producto de origen animal y que siguen un régimen vegetariano necesitan una aportación complementaria de vitamina B12 durante el periodo del embarazo y la lactancia.

Foto: © iprachenko – Shutterstock.com

0 Comentario