0
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Ejercicios en la piscina para el parto


El agua es un elemento relajante que permite una mayor libertad de movimiento.

Una obstetriz o comadrona y un entrenador


Los ejercicios en la piscina deben ser dirigidos por una obstetriz y por un entrenador de natación. Es necesario preguntar al médico tratante o a la obstetriz acerca de las piscinas que ofrecen el curso de preparación para el parto.

Ejercicios en la piscina


Los ejercicios en la piscina permiten relajar y ejercitar todos los músculos del cuerpo de forma armoniosa. Los ejercicios de gimnasia se realizan en las piletas (piscinas pequeñas). El agua debe tener una temperatura de 27° a 33°.

Todas las gestantes pueden realizar estos ejercicios, incluso aquellas que no saben nadar. Los ejercicios en la piscina se deben realizar de forma suave y delicada. Cuando está en el agua, la mujer embarazada puede relajarse y realizar ejercicios de estiramiento. Asimismo, los ejercicios en el agua permiten que la madre aprenda a manejar su respiración y sus movimientos.

Los ejercicios en la piscina permiten relajar el perineo y simular los movimientos que la madre tendrá que realizar durante el parto. Los masajes realizados en el agua permiten mejorar la circulación y disminuir las varices.

¿Cuándo empezar con las sesiones?


La madre puede empezar con estos ejercicios a partir de la semana 20 del embarazo.

Requisito: certificado médico


La gestante debe contar con un certificado médico que indique que la madre puede realizar estos ejercicios en la piscina.

Saber más

Dra. Marta Marnet

CCM Salud es una publicación informativa realizada por un equipo de especialistas de la salud y redactores supervisados por la Dra. Marta Marnet (número de registro 19741 en el Colegio de Médicos de Barcelona, España).

Más información sobre el equipo de CCM Salud

0 Comentario