Manchas en la piel: tipos, causas y tratamientos

Haz una pregunta
Las manchas en la piel pueden estar causadas por una serie de diversas razones, que van desde una exposición solar excesiva hasta la ingesta de medicamentos y o los factores hormonales. Por todo esto, conocer la razón que origina las manchas es fundamental para adoptar el tratamiento adecuado.


Manchas en la piel: ¿a qué se deben?

Las manchas en la piel surgen a partir de estímulos dados a las células responsables de la pigmentación de la piel, los melanocitos, que se encargan de producir melanina. Debido a esto, las manchas adquieren un color más oscuro respecto al color de piel normal.


Las causas de las manchas en la piel pueden tener su origen en diversas razones, aunque las principales son la melanosis o manchas seniles, causadas por el paso del tiempo; también debido a la efélides o lentigo solar (pecas), que aparecen debido a la exposición solar; por otra parte están los melasmas o "máscaras del embarazo", que surgen en el periodo de gestación, por exposición solar o por el uso de la píldora anticonceptiva; y por último destacan las manchas del acné, conocidas también como dermatitis seborreica, y que consisten en lesiones ásperas que aparecen en el rostro, los miembros, el tórax o el cuero cabelludo.

Manchas oscuras en el cuerpo

Las manchas oscuras en el cuerpo pueden estar causadas por una excesiva exposición al sol, la edad o las quemaduras de limón. No obstante, en casos más graves, estas manchas pueden ser una señala de la aparición de melanoma, cáncer de piel agresivo que, en algunos pacientes, puede resultar fatal. Las manchas posteriores a las lesiones físicas también pueden tener un color oscuro, aunque tienen a desaparecer con el paso del tiempo. Incluso pueden surgir pequeñas manchas oscuras, en muchos casos presentes desde el nacimiento, y que pueden tener un color y tamaño diverso.

Manchas rojas

Las manchas rojas en el cuerpo pueden estar ocasionadas por diversos factores, aunque las más comunes se deben a enfermedades como la psoriasis, la micosis, la aparición de alergias, eccemas, lupus y dermatovirosis, cmo el zika, el dengue o la rubeola. Algunos casos de cáncer de piel, como el carcinoma basocelular, también genera manchas rojas en las partes del cuerpo más expuestas al sol. Por lo general, este tipo de lesión maligna sangra.

Manchas blancas

Las manchas blancas pueden indicar micosis, vitíligo e incluso falta de determinadas vitaminas (deficiencia nutricional). Solo un especialista puede determinar los síntomas de las manchas y su causa exacta, para después prescrivir el mejor tratamiento.

Manchas en la espalda

La espalda es una de las partes del cuerpo que más pueden estar expuestas al sol y, por tanto, presentar un mayor índice de lesiones y manchas. Esto explica que sea frecuente observar manchas en la espalda de los pacientes, que también pueden presentar manchas causadas por las espinillas en esa zona. En casos más excepcionales, puede tratarse de cáncer de piel y, por tanto, este tipo de manchas deben ser informadas a un médico dermatólogo.

Manchas en la pierna

Este tipo de manchas pueden tener su origen en diversas causas, desde pequeñas alergias hasta un cáncer de piel. Tomar algunos medicamentos puede generar manchas en esa parte del cuerpo, así como la exposición solar, la irritación por picor y la úlcera de pierna, que viene causada por enfermedades venosas o arteriales. Algunos tipos de manchas en las piernas pueden indicar la presencia de un melanoma y, por tanto, es importante contar con el diagnóstico realizado por un dermatólogo.

¿Cuándo debo ir al médico?

La aparición de una mancha en la piel debe ser motivo de preocupación si aumenta, cambia de forma o adquiere coloración. Las lesiones que sangran también deben ser atendidas y, por esta razón, es importante prestar atención a estas señales y buscar a un dermatólgo lo antes posible.

Tratamiento

El tratamiento de las manchas en la piel varía en función de su causa. Las alergias, por ejemplo, pueden ser tratadas con pomadas o con medicamentos específicos, mientras que otros casos más graves contemplan incluso la realización de biopsias para confirmar o descartar el diagnóstico de un melanoma. El mejor tratamiento deberá ser indicado por un dermatólogo, que es el profesional equipado con el conocimiento necesario para realizar el diagnóstico correcto.

Foto: © SERGEI PRIMAKOV - Shutterstock.com