Cómo hidratarse de manera correcta

Haz una pregunta
El cuerpo humano está formado por más de un 60 % de agua, por lo tanto una hidratación adecuada es fundamental para el buen funcionamiento del organismo.


Cuál es la importancia de la hidratación

Las necesidades de agua varían según la persona (la necesidad de agua de un niño, una mujer embarazada, un anciano o de una persona enferma es diferente), pero también dependen de otros factores como el ejercicio físico, el calor, esfuerzos importantes, la presencia de fiebre, etc.

Deshidratación en los adultos mayores y los bebés

Los bebés, los niños pequeños, las personas de la tercera edad y los enfermos están más expuestos a la deshidratación.

Deporte e hidratación

Cuando se practica una actividad deportiva, es posible perder rápidamente una gran cantidad de líquido debido a la sudoración excesiva. Una deshidratación imperceptible del 1 % del peso del cuerpo eliminado en agua disminuye el rendimiento muscular y físico en un 10 %.

Cómo mantenerse hidratado

Una correcta hidratación es indispensable para evitar problemas de lesiones, tendinitis, calambres, fatiga, hipertermia, trastornos digestivos y la disminución del rendimiento. El agua es el elemento indispensable para todo esfuerzo físico.

La pérdida de agua durante la práctica deportiva puede ser rápida. Una buena hidratación permite una mejor recuperación. La hidratación debe ser suficiente a lo largo del día antes y después del esfuerzo físico, y desde luego durante el esfuerzo físico.

Consejos para hidratar el cuerpo

Es importante beber incluso en ausencia de sed. La sensación de sed aparece cuando empieza la deshidratación.

Qué cantidad de agua se debe tomar al día

Beber líquido durante todo el día. Aproximadamente, 8 vasos de agua de 250 cl al día. Beber pequeños sorbos durante todo el día. Beber antes, durante y después de las comidas. Tener siempre una botella de agua al alcance de la mano.


Fijarse un objetivo de beber 0,5 l (medio litro) en la mañana antes del almuerzo, 0,5 l en la tarde antes de cenar y 0,5 l, después de cenar antes de acostarse.

Qué se puede tomar para hidratarse

Prefiera las frutas, las verduras y los productos lácteos. Prefiera consumir los alimentos ricos en agua como las frutas, las verduras y los productos lácteos.

Tome diversas bebidas. Tome bastante agua pero también otras bebidas como el té, las tisanas, el café, los zumos de frutas o las sopas.

Foto: © Andrey_Kuzmin - Shutterstock.com