Tendinitis - Definición, causas y tratamiento

Haz una pregunta
Los tendones son cuerdas resistentes de tejido que unen los músculos con los huesos. Ayudan a los músculos a mover los huesos.


Qué es la tendinitis

Tendinitis significa inflamación de un tendón. Causa dolor y sensibilidad cerca de una articulación. Su función es transmitir la fuerza generada por la contracción muscular para el movimiento de los huesos


Las articulaciones más afectadas por la tendinitis suelen ser los hombros, los codos, las rodillas, los talones o las muñecas. Dependiendo del lugar donde ocurra, puede tener un nombre especial, tal como "codo de tenista".

Por qué se produce la tendinitis

Los traumatismos y el exceso de uso son las causas más comunes de tendinitis.


La causa más común de tendinitis es el daño o sobreuso de estas estructuras durante el trabajo o el deporte, especialmente en paciente que no entrenan, que adquieren malas posturas o sobrecargan una extremidad.

Ocasionalmente, una infección de los tendones puede ser la responsable de la inflamación.

La tendinitis se pueden asociar con otras enfermedades como artritis reumatoide, gota o artropatía psoriásica si bien, frecuentemente, se desconoce su causa.

Cómo se diagnostica la tendinitis

El diagnóstico de la tendinitis requiere una historia médica cuidadosa y una detenida exploración física.


La radiología puede ayudar para excluir anomalías óseas o artritis.

La punción-aspiración de un tendón inflamado puede llegar a excluir una infección o una gota.

Deben realizarse análisis de sangre para confirmar o descartar otras patologías que se asocian frecuentemente como la artritis reumatoide o la diabetes.

Cómo aliviar el dolor de la tendinitis

El tratamiento de la tendinitis se basa en el de su causa subyacente. Si está ocasionada por sobreuso o daño directo, deben evitarse determinadas actividades.


Es importante adoptar la posición adecuada para desarrollar aquellas actividades que pueden provocar una recurrencia del proceso. También es útil la realización de gestos y posturas correctas durante el ejercicio.

En general la tendinitis puede tratarse con reposo, hielo y medicinas para aliviar el dolor y reducir la inflamación. Otros tratamientos incluyen los ultrasonidos, la fisioterapia, las inyecciones de esteroides y la cirugía.

También es de ayuda la inmovilización del área afecta y la aplicación de calor húmedo. Pueden estar indicadas las inyecciones de corticoesteroides en el área afecta.

Si existe infección deben administrarse antibióticos. La cirugía está raramente indicada.

Cómo prevenir la tendinitis

El cross training, los estiramientos y la disminución de la intensidad en el ejercicio pueden ayudar a prevenir una tendinitis. Una vez resuelto el ataque agudo de tendinitis es crucial la prevención de recurrencias.

Adoptar la posición adecuada, puestos de trabajo ergonómicamente correctos y el uso de férulas y protectores de las áreas susceptibles, ayudan a prevenir las recurrencias.

Foto: © Melodia-plus-photos – Shutterstock.com
Dra. Marta Marnet

CCM Salud es una publicación informativa realizada por un equipo de especialistas de la salud y redactores supervisados por la Dra. Marta Marnet (número de registro 19741 en el Colegio de Médicos de Barcelona, España).

Más información sobre el equipo de CCM Salud