Embarazo ectópico: síntomas, causas y tratamiento

Haz una pregunta
En este artículo encontrará información para saber qué es el embarazo ectópico, sus causas, síntomas y formas de tratamiento.


Definición

El embarazo ectópico es una complicación del embarazo que se caracteriza por el desarrollo del feto fuera del útero de la mujer. En el 95% de los casos, el embarazo pasa a desarrollarse en las trompas de Falopio y, debido a esto, esta complicación también es conocida como embarazo en las trompas. En situaciones más excepcionales, también puede darse en el ovario o en la cabidad abdominal.


El embarazo ectópico entraña serios riesgos para la salud de la gestante y debe ser tratado de manera urgente. Para el feto, el embarazo ectópico prácticamente elimina las posibilidades de supervivencia, debido a que la nutrición y oxigenación del feto solo está garantizada por completo dentro del útero. En numerosas ocasiones, la mujer sufre un aborto espontáneo antes de las 12 semanas de embarazo. Cuando sucede esto, hay riesgo de que se produzca una rotura de las trompas, dando lugar a un cuadro grave que puede resultar fatal para la embarazada.

Causas del embarazo ectópico

Las causas del embarazo ectópico están relacionadas con situaciones que impiden que el óvulo fertilizado recorra las trompas hasta alcanzar el útero. Entre esas causas están las anomalías congénitas, las enfermedades inflamatorias pélvicas (debido a infecciones como la gonorrea y la clamidia), los daños y cicatrices en las trompas provocadas por cirugías, el tabaquismo o un embarazo ectópico anterior.

Síntomas del embarazo ectópico

Los síntomas del embarazo ectópico son: atraso menstrual -que en general lleva a la mujer a descubrir que está embarazada-, sangrado fuera de lo normal después de ser diagnosticado el embarazo y dolores lumbares y abdominales. También es posible que aparezca una mayor sensibilidad en los senos y calambres.

Conforme avanza esta complicación, aparecen síntomas más graves, como el aumento de los dolores, la presión baja con posibilidad de desmayo, dolor en los hombros debido a la presión sanguínea sobre el diafragma y palpitaciones. La aparición de este cuadro requiere de una acción médica urgente.

Diagnóstico

Al percibir alguno de los síntomas describos anteriormente, la mujer debe buscar a su médico para realizar exámenes. Un examen pélvico permite saber si hay obstrucción en las trompas. A continuación, un examen transvaginal permite detectar el embarazo ectópico. Finalmente, los exámenes de sangre para medir el nivel de hormonas beta HCG permite confirmar este cuadro. La concentración de esta hormona se duplica cada dos días desde el inicio del embarazo. Si ese aumento se produce de forma lenta, indica que el embarazo no está teniendo lugar en el útero.

Tratamiento

El tratamiento del embarazo ectópico depende principalmente del momento en que se descubre esta complicación. Si el diagnóstico es realizado en el primer mes de gestación, una inyección de metotrexato hace que el organismo de la embarazada reabsorva al embrión, interrumpiendo su desarrollo y evitando cualquier riesgo para la mujer. En casos muy excepcionales, existe la posibilidad de que el embrión sea transplantado hacia el útero. Esta técnica es arriesgada y solo fue llevada a cabo con éxito en dos ocasiones hasta ahora.

En casos más avanzados de embarazo, cuando hay rotura de las trompas y hemorragia interna, es necesario realizar una cirugía de urgencia ya que la vida de la mujer está en peligro. El procedimiento por laparoscopia consiste en la retirada de la trompa, lo que en el futuro reduce el riesgo de sufrir otro embarazo ectópico, pero también reduce la fertilidad de la mujer. Los cuadros menos graves pueden llevar a intervenciones quirúrjicas más sencillas que consisten en retirar el embrión sin inutilizar la trompa.

Foto: © ArtFamily - Shutterstock.com