Píldora anticonceptiva

Agosto 2017
En el año 1951 el científico Carl Djerassi consiguió un derivado de la hormona del cuerpo lúteo femenino como método anticonceptivo, la progesterona. Antes ya se sabía que esta hormona tenía un efecto contraceptivo pero cuando se consumía por vía oral el cuerpo la desintegraba rápidamente.




Píldora anticonceptiva: historia

Gracias a la investigación de Djerassi, la progesterona derivada se volvió efectiva una vez ingerida por vía oral. Por eso Carl Djerassi es uno de los padres de la píldora. En aquellas primeras píldoras la concentración de hormonas era muy superior al de las píldoras que tenemos en la actualidad. La utilización de la píldora como método anticonceptivo hormonal se autorizó por primera vez en EE.UU. en 1960.

¿Qué contiene la píldora?

La píldora es un método contraceptivo hormonal que modifica las tasas de hormonas en las mujeres, impidiendo de esta forma la liberación de óvulos por parte de los ovarios.

La mayor parte de las píldoras contienen dos tipos de hormonas, idénticas a las que son producidas por las mujeres: estrógenos y progesterona, hormonas que participan en el ciclo de la mujer.

Las diferentes marcas contienen diferentes cantidades de estrógenos y progesterona.

Las píldoras estroprogesténicas contienen débiles dosis de estrógenos y progesterona y las progesteínicas únicamente contienen progesterona con débiles dosis de estrógenos y de progesteínicos y las píldoras progesteínicas únicamente están compuestas de progesteínicos.

La píldora es recetada por un médico, excepto en determinadas situaciones, durante una contracepción de urgencia, por ejemplo.

Saber más: Píldora anticonceptiva
http://www.arrakis.es/~cjas/pildora.htm

Pastillas anticonceptivas: cómo tomarlas

Cuando se presenta un embarazo en una mujer que está tomando la píldora contraceptiva en la mayoría de los casos existe el antecedente de un olvido o una inadecuada utilización del método.
La mayoría de los anticonceptivos orales actuales consisten en ciclos de 21 días de toma diaria de un comprimido, separados por una semana de descanso de 7 días. Las pastillas deben tomarse por vía oral y sin masticar. Se deben comenzar a tomar el primer día que se inicia la menstruación: cada día un comprimido y a la misma hora. Después de 21 días de tratamiento, se descansa durante 7 días y después se empieza un nuevo envase.
Siguiendo este ciclo el primer comprimido del envase siempre se tomará el mismo día de la semana y la última pastilla que tomaremos será un mismo día de la semana (será el anterior al que comenzamos).
Un ejemplo que nos puede servir es el siguiente: si empezamos la primera pastilla un domingo por la noche, el próximo envase también se empezará un domingo por la noche. Así siempre acabaremos el envase el mismo día de la semana. En este ejemplo, si hemos empezado el tratamiento el domingo por la noche, la última pastilla se tomará siempre un sábado por la noche.
La regla aparecerá durante la semana de descanso. Si no aparece la regla en estos 7 días no significa que se haya producido un embarazo. En estos casos se empezará el siguiente envase como si hubiera llegado la regla y se recomienda consultar con el ginecólogo.
También podemos encontrarnos que a pesar de que se haya tomado correctamente aparezca algún sangrado intermenstrual (manchas de sangre o de una pequeña hemorragia mientras se toman los comprimidos). Esta eventualidad generalmente es pasajera y suele presentarse en los primeros meses del tratamiento o cuando existen olvidos en las tomas.
Otro tipo de pastillas anticonceptivas son de toma diaria, no requieren descanso y se presentan en envases de 28 comprimidos. Estas pastillas se toman cada día y las últimas 7 píldoras del envase son inactivas. Durante los 7 últimos días deberá aparecer la regla.

Pastillas anticonceptivas: efectividad

La píldora apareció en el mercado europeo en 1961. Desde entonces se han producido muchos avances que hacen de la píldora moderna una de las alternativas más eficaces y seguras de entre los métodos anticonceptivos. Es el más eficaz ya que la proporción de fallos es inferior a 0.5 embarazos por cada 100 mujeres que la emplean anualmente. La toma correcta de la píldora es la garantía de esta eficacia.

¿Qué pasa cuando una mujer toma una píldora anticonceptiva?

La píldora reemplaza el ciclo hormonal natural por un ciclo artificial. Los ovarios dejan de liberar óvulos, haciendo imposible la ovulación y el embarazo. La mucosa cervical se espesa y hace más difícil el paso de los espermatozoides. La capa de la mucosa uterina se hace más fina, haciendo difícil la fijación del óvulo fecundado en la pared del útero.

Píldoras anticonceptivas: ventajas y desventajas

Ventajas

Alto nivel de fiabilidad si es correctamente utilizada (99.5%). Permite regular la regla y generalmente las pérdidas de sangre durante la menstruación son menos abundantes. Las reglas son menos dolorosas.

Desventajas

No protege contra las ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual). Debe ser prescrita por un médico, ya que necesitan receta, salvo cuando se trata de una contracepción de urgencia (píldora del día después). Debe tomarse de forma estricta y regular, cada día a la misma hora. La píldora tiene numerosas contraindicaciones y puede provocar efectos secundarios como náuseas, gases, dolores de cabeza, tensión mamaria, sangrado entre las reglas y bajada de la líbido.

Pueden aparecer efectos secundarios con una marca determinada de píldora: en este caso, es necesario consultar con el médico. Este podrá proponer el cambio a otra marca de píldora que contenga dosis diferentes o el cambio del método anticonceptivo. No dejar de tomar la píldora sin haber consultado antes al médico y considerar otro método anticonceptivo.

Tomar siempre la píldora a la misma hora: tomarla en un momento clave de la jornada como, por ejemplo, a la hora del desayuno o en el momento de lavarse los dientes... No tomar cualquier píldora si la hemos olvidado y tomamos la de una amiga por ejemplo.

Leer bien y respetar las indicaciones mencionadas en el prospecto. Verificar bien la fecha de caducidad.

Contracepción estroprogesténica

La píldora progesteínica es uno de los métodos más comúnmente recomendados a las mujeres que no presentan ningún factor de riesgo en su utilización. Son eficaces en aproximadamente en el 99 % de los casos, a condición de tomarla regularmente.

Contraindicaciones

La píldora está contraindicada en mujeres con enfermedades cardio-vasculares, diabetes acompañada de complicaciones (retinopatía, nefropatía, neuropatía...), obesidad, hipertensión arterial severa, dolor de cabeza, migraña acompañada de síntomas neurológicos, cáncer de pecho, de endometrio o de cuello de útero, sangrado vaginal sin explicación, enfermedades hepáticas, en mujeres fumadoras de más de 35 años o portadoras de dislipemia e hipercolesterolemia y en caso de embarazo.

Riesgos de accidentes trombo-embólicos

Todas las píldoras estroprogesténicas provocan un aumento del riesgo de accidentes trombo-embólicos. La flebitis es debida a la formación de un trombo de sangre en un vaso sanguíneo de las extremidades inferiores, que puede manifestarse con dolores e inflamación de las pantorrillas. La flebitis afecta a los miembros inferiores. La flebitis puede complicarse con una embolia pulmonar, al desplazarse este coágulo a las arterias del pulmón. Es una complicación grave y representa una verdadera urgencia médica.

Los factores de riesgo de una trombo-embolia venosa son una intervención quirúrgica, un embarazo, un parto, una inmovilización prolongada, una predisposición familiar a este tipo de accidentes, una sobrecarga ponderal importante y la obesidad.

Contracepción sólo por progesteínicos

Se trata esencialmente de la mini píldora con bajas dosis de progesteínicos. La progesterona es la única hormona que contiene esta píldora. Permite un efecto contraceptivo y se utiliza cuando la píldora estroprogesténica está contraindicada aunque a veces también puede prescribirse en primera intención.

Efectos secundarios de las pastillas anticonceptivas

Amenorrea, spotting o manchados intermenstruales, ciclos muy irregulares...

Retraso en la toma de una micro píldora

La toma de la micro píldora debe ser muy rigurosa, todos los días a la misma hora, también debe tomarse durante la regla. El retraso de la toma de una micro píldora no debe superar, en la mayor parte de los casos, más de tres horas.

Nombres de píldoras anticonceptivas

Existen muchas marcas en el mercado: Divina, Nordeth, Mercylon, Yasmin, Low-Ogestrel, Crysselle, Levora, Tri-Levlen, Trivora, Alesse, Aviane, Levlite, Lutera, Ovral, Neoglynon, Microgynon, Postinor 2, Glanique,...

Pastilla anticonceptiva Yasmin

Esta pastilla contiene dos tipos de hormonas, la Drospirenona (3 mg.) y el Etinilestradiol (0,03 mg.) Su acción se realiza deteniendo el proceso de ovulación y así se evita el embarazo. Estas pastillas anticonceptivas son muy populares entre las mujeres que buscan un método de planificación familiar que, además, proporcione otras ventajas adicionales: otros beneficios como la disminución del acné, la regulación de los ciclos menstruales y la prevención del aumento de peso y retención de líquidos se encuentran asociados a este anticonceptivo.
Como todos los métodos contraceptivos hormonales no protegen de las ETS o enfermedades de transmisión sexual. Siempre deben ser prescritas por su médico.


Foto: © 123rf_8343628_annete.jpg

Más información: Babysitio:
http://www.babysitio.com/bebe/sexo_pildora.php

Consulta también


Pilule contraceptive
Pilule contraceptive
The Combined Oral Contraceptive Pill
The Combined Oral Contraceptive Pill
Última actualización: 19 de julio de 2017 a las 12:39 por DRA. MARNET.
El documento «Píldora anticonceptiva» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.