El tratamiento con insulina

Agosto 2015

La insulina se prescribe a las personas afectadas por una diabetes insulinodependiente (el diabético tipo 1) y a numerosos diabéticos de tipo 2.

El tratamiento consiste en inyectar diariamente insulina.

En general, la elección de la insulina, la dosis y el número de inyecciones que hay que administrarse, las reglas que se deben adoptar en caso de hipoglucemia o de hiperglucemia, en caso de que se haga deporte o se modifique la alimentación, se aprenden en una corta estancia en el hospital en un servicio especializado.

Los diferentes tipos de insulinas





Existen muchos tipos de insulina cuyas diferencias se basan fundamentalmente en el tiempo que tardan en pasar a la circulación sanguínea y de su duración de acción.
  • Insulinas ultra-rápidas: las insulinas ultra-rápidas pasan muy rápido a la circulación sanguínea, desde el quinto minuto tras la inyección y su duración de acción dura entre 2 y 3 horas.
  • Insulinas de acción rápida (6 a 8 horas) : la insulina rápida empieza a pasar a la sangre al cabo de 30 minutos y su acción se prolonga alrededor de entre 6 y 8 horas. La insulina rápida tiene como objetivo aportar el pico de insulina necesario con el fin de controlar la glucemia después de la comida.
  • Insulinas de acción intermedia : las insulinas intermedias permiten mantener el pico de insulina necesario en el momento de las comidas, así como la insulina necesaria fuera de las comidas. Su acción se prolonga de 10 a 18 horas.
  • Insulinas de acción lenta: su acción dura alrededor de 24 horas.
  • Las otras insulinas:
    • Las insulinas intermedias o lentas.
    • Mezclas de insulinas rápidas o ultra-rápidas e intermedias.

La inyección de insulina


Es indispensable conocer bien las técnicas de inyección, también las zonas en las que se deben aplicar.

Es necesario adoptar una buena técnica con el fin de controlar bien su glucemia y asegurar que su diabetes esté bien controlada.

¿Dónde hay que inyectar la insulina?

  • Los brazos, el vientre, los muslos y las nalgas son las zonas más aconsejadas.
  • La insulina inyectada en el abdomen pasa más rápidamente a la sangre que la inyectada en los brazos y muslos.
  • Evitar ciertas zonas: alrededor del ombligo, cerca de las rodillas...
  • Modificar la zona de inyección en ciertas circunstancias para evitar las deformaciones de la piel, las lipodistrofias, provocadas por la repetición de inyecciones repetidas en el mismo lugar.
  • Mantener la misma zona de inyección para cada momento del día evitando pincharse en el mismo lugar que en la anterior administración:
  • Por ejemplo: por la mañana en el abdomen, al mediodía en los brazos y por la noche en los muslos o en las nalgas.

¿Cómo conservar la insulina?



La insulina cuanto mayor sea la temperatura a la que se conserva, más rápida será la absorción.
  • Guardar el envase de insulina que se va a utilizar cada día a temperatura ambiente.
  • Los stocks deben guardarse en la nevera hasta su utilización.



: Un baño caliente inmediatamente después de la inyección, permitirá a la insulina llegar ligeramente más rápido a la sangre, ya que la temperatura de la piel influye en la velocidad de absorción de la insulina.




: Evitar dejar los envases al sol.




: El frío y el gel destruyen la acción de la insulina.


La desinfección de la piel

  • Lavarse las manos antes de ponerse la inyección es una regla fundamental. Una buena higiene, con agua y jabón, es suficiente.
  • No siempre es necesario el alcohol, salvo en ciertas circunstancias.

Comprobar bien el estado de la piel porque la absorción de la insulina puede variar

  • Evitar los lugares donde hay cicatrices, placas de eczema, infecciones...
  • Evitar las inyecciones en las lipodistrofias, anomalías de los tejidos subcutáneos, provocados por inyecciones repetidas de insulina en el mismo lugar. Provocan hinchazón en la piel lo que conlleva una mala absorción de la insulina y un desequilibrio del diabético.

Hay que tener prudencia cuando se inyecta insulina

  • Verificar la ausencia de hipoglucemia durante la noche o de hiperglucemia al despertarse.
  • Llevar a cabo una auto-medición 3 ó 4 veces por día: antes de las 3 comidas y antes del atardecer.
  • Evitar la hipoglucemia.

El bolígrafo auto-inyectable: cómo preparar la inyección con un bolígrafo de insulina


La preparación de una inyección con un bolígrafo de insulina depende de cada modelo de bolígrafo.


El bolígrafo permite pincharse en cualquier sitio, discretamente, lejos de la mirada de la gente y además se transporta fácilmente.
  • Adoptar las reglas de higiene fundamentales que consisten en lavarse las manos con agua y jabón.
  • Una mala utilización del bolígrafo puede provocar efectos secundarios.
  • Pincharse regularmente.



Existen diferentes categorías de bolígrafos que se pueden utilizar:

La bomba de insulina


Una bomba de insulina permite la administración continua de insulina adaptada a las necesidades de la persona diabética. Ésta puede programar así el aparato con el fin de administrar la cantidad de insulina necesaria a su organismo permitiéndole mantener una glucemia de base fuera del horario de las comidas.


Pueden aplicarse dosis complementarias en función de las comidas consumidas.
  • La bomba es un pequeño aparato que toda persona diabética puede utilizar.
  • Se lleva siempre encima.
  • Está ligado a un catéter situado sobre la piel, que debe cambiarse regularmente.
  • Una pequeña bomba envía una tasa constante de insulina con la ayuda de un pequeño tubo de plástico fijado bajo la piel a la altura del abdomen.
  • La bomba está activada 24 horas, 7 días por semana.
  • Permite controlar la cantidad de insulina a dispensar cada hora.
  • Llevar una bomba de insulina necesita una hospitalización inicial con el fin de iniciar al paciente en su manejo y urilización.
  • Se puede utilizar también en niños y mujeres embarazadas.
  • La tasa de insulina repartida mantiene la glucemia necesaria para el organismo.
  • La bomba de insulina permite respetar el ritmo alimentario : en el momento de las comidas, el diabético envía un bolo de insulina accionándolo a distancia. Este sistema ofrece una gran libertad en cuanto al horario de las comidas, los alimentos consumidos, los intervalos, la actividad deportiva...
  • La insulina ultra-rápida se suele utilizar con la mayoría de las bombas.
  • Las dosis se adaptan de la misma manera que con las inyecciones: el diabético debe conocer la cantidad que necesita.
  • Se necesitan controles regulares de glucemia, de la misma manera que con las inyecciones.


Para saber más: Diabetes al día: http://www.diabetesaldia.com/Default.aspx?SecId=349
Consulta este artículo sin tener que estar conectado, descárgalo gratis aquí en formato PDF:
El-tratamiento-con-insulina .pdf

Consulta también


Insuline
Insuline
Insulin treatment
Insulin treatment
Insulin
Insulin
Este documento intitulado « El tratamiento con insulina » de Ccm (salud.ccm.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.