El Asma: estadísticas y definiciones

Octubre 2017
El asma es una enfermedad, por el momento incurable, de las vías respiratorias. Sin embargo, el tratamiento correcto permite al paciente realizar su vida cotidiana de forma normal, incluso actividades deportivas.


El asma según la OMS

La Organización Mundial de la Salud cataloga al asma dentro de las enfermedades crónicas, cuyas características principales son los ataques frecuentes de falta de aire, así como las sibilancias, síntomas que son diferentes en cada persona. Además, es la patología crónica que más presentan los niños.

Cuántas personas padecen asma en el mundo

Entre las enfermedades respiratorias, el asma es una de las patologías crónicas más comunes. A nivel mundial, al menos 235 millones de personas la padecen. El asma está presente en todos los países, independientemente de su grado de desarrollo. Más del 80 % de las muertes por asma tienen lugar en países de ingresos bajos y medio bajos.

Estadísticas del asma a nivel mundial

El día del asma se celebra, a nivel mundial, el 3 de mayo. En la población general, la prevalencia del asma se sitúa aproximadamente en un 15 %. Según un estudio de la Fundación Jiménez Díaz-Capio y del CIBER de Enfermedades Respiratorias en diciembre de 2009, el porcentaje supera el 25 % entre los atletas de élite que practican deportes considerados de verano —fútbol, ciclismo o natación, por ejemplo—, según explica la investigadora principal del proyecto, Victoria del Pozo. En el caso de quienes practican un deporte considerado de invierno —como el esquí o el patinaje sobre hielo—, al respirar aire frío y partículas de hielo, la prevalencia puede llegar al 55 %.

Desde hace 20 años el número de alergias y de pacientes asmáticos ha aumentado prácticamente en todo el mundo. El asma es una enfermedad muy frecuente, que puede afectar a individuos de cualquier edad, raza y área geográfica. En los niños menores de 5 años, los virus son los principales inductores del asma. Sin embargo, en los niños, aunque los virus pueden comportarse como desencadenantes de una crisis de asma, una base alérgica demostrada es la responsable de la inflamación de la vía aérea y, en consecuencia, del asma en más del 80 % de los casos.

Estadísticas del asma en México

Según recientes estudios, un 7 % de la población en México padece asma. El 80 % de los adultos asmáticos tuvieron síntomas en los primeros cinco años de vida. Se calcula que aproximadamente 11 millones de personas tienen asma en México.

En España, su prevalencia se sitúa en torno al 5 % de la población adulta y hasta en un 10 % de los niños, con una tendencia en aumento durante los últimos 20 años en ambos grupos de población. En la edad infantil es más frecuente en los varones, aunque con los años se va igualando progresivamente para pasar a ser más usual en las mujeres, a partir de los 40 años.

Cuánto se gasta en Seguridad Social para atender el asma

El asma representa la enfermedad crónica más frecuente entre los niños. Esta enfermedad es responsable de la pérdida de 9,000 millones de jornadas laborales al año en la Unión Europea. El dinero que España gasta al año son 1,672 millones de euros. La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica estima que el costo total de un paciente asmático adulto asciende a 1,950 euros por año.

Causas del asma

El asma es una enfermedad congénita, es decir, los enfermos nacen ya con ella. Se desconocen exactamente las causas de esta enfermedad, aunque parecen existir ciertos factores —genéticos y ambientales— que pueden interactuar para provocar el asma, por lo general, en los primeros años de vida. Entre estos factores, se encuentra un ámbito hereditario a padecer alergias (llamado atopia); tener una madre o un padre asmático; haber padecido algunas infecciones respiratorias durante la infancia; contacto con sustancias que provocan alergia (alérgenos) y que se transportan por el aire; así como la exposición a algunas infecciones virales en los primeros meses o años de vida, cuando el sistema inmunitario todavía no ha madurado correctamente.

Signos y síntomas del asma

Es una enfermedad inflamatoria crónica de los bronquios, que está asociada a varios procesos, como sensibilidad especial a reaccionar de forma anormal de los bronquios (hiperreactividad bronquial), inflamación local y engrosamiento de las paredes bronquiales, acompañado de la formación de moco y disminución del diámetro de los bronquios (broncoespasmo). El asmático sufre dificultad al inspirar y expirar el aire contenido en sus pulmones. Una tos y un pitido característico acompañan a esta molestia.

Cuáles son los síntomas del asma bronquial

La inflamación bronquial se prolonga, incluso, en ausencia de síntomas. Esto puede conllevar que muchos asmáticos interrumpan su tratamiento cuando están asintomáticos. La inflamación crónica provoca una remodelación de los bronquios, esto agrava la enfermedad asmática si no se instaura un tratamiento apropiado.

Cuáles son los síntomas de un ataque de asma

Durante una crisis de asma típica los bronquios se cierran, desarrollan un edema que disminuye su diámetro, se obstruyen e impiden circular el aire. Esta inflamación de los bronquios impide el paso del aire y provoca los síntomas de la crisis de asma. La molestia que se experimenta durante la crisis es provocada por la dificultad del paso del aire a través de las vías respiratorias.

Diagnóstico del asma

Otros síntomas del asma son menos típicos y retrasan el diagnóstico de la enfermedad, por esto, el diagnóstico de una crisis de asma típica es bastante fácil de efectuar. Sin embargo, muchos asmáticos no presentan estas crisis silbantes típicas y viven varios años con un asma que evoluciona lentamente. Numerosas personas padecen estas molestias durante mucho tiempo, pero no son diagnosticadas de forma correcta.

Los episodios de tos seca que persisten durante varias semanas —incluso varios meses o años— y que sobrevienen más frecuentes al atardecer, durante la noche o ante un esfuerzo físico pueden ser señales de asma. Los episodios de bronquitis de repetición también pueden ser síntomas de asma. Un jadeo o la sensación de buscar aliento son elementos que pueden recordar a la enfermedad asmática. Ciertos adultos o niños presentan una gran fatiga o una tos que persisten durante varias semanas después de una rinofaringitis, ambos pueden ser un síntoma de esta enfermedad.

Cómo saber si tengo asma

Numerosas personas presentan durante años síntomas de este tipo que no son diagnosticados como ligados al asma. La enfermedad no tratada se agrava poco a poco y, unos años más tarde, puede evolucionar hacia una insuficiencia respiratoria con consecuencias a veces severas y más difíciles de controlar.

El asma es una enfermedad insidiosa que puede evolucionar lentamente sin que el paciente se dé cuenta. Numerosas personas viven así durante años con una respiración un poco cortada que se agrava poco a poco sin otra manifestación. Estas personas ven limitada su vida cotidiana después de años y no se imaginan, ni por un instante, que son asmáticas. Incluso su médico tiene dificultades para hacer el diagnóstico, ya que no presentan los silbidos tan característicos de la enfermedad. Aunque a veces llega un día, con frecuencia entre los 50 y 60 años, que los síntomas se agravan de repente y pueden poner en peligro su vida.

Diagnóstico de asma en adultos

Saber reconocer los signos y los síntomas antes de obtener el diagnóstico del asma es, probablemente, el consejo más importante que los pacientes deben saber. Detectar los síntomas de esta enfermedad podría ayudar a miles de personas. Después consultarán a un médico que domina bien el diagnóstico y los tratamientos de esta enfermedad. Unas preguntas simples deben plantearse de forma sistemática a todos los asmáticos durante una consulta. Las respuestas obtenidas permiten evaluar la molestia del paciente y adaptar su tratamiento.

La necesidad de utilizar el inhalador broncodilatador de forma frecuente, la aparición habitual de fatiga por un esfuerzo sin importancia, la presencia de molestia cuando el enfermo habla por teléfono (situación intrigante a menudo para los interlocutores "qué raro, ¿te has quedado sin aliento?") o la aparición de una o varias bronquitis con tos prolongada durante varias semanas pueden orientar hacia el diagnóstico.

Exámenes para detectar asma

Ciertos facultativos no piensan siempre en el diagnóstico del asma, a menudo muy difícil, cuando el paciente no presenta una crisis típica con pitidos. A veces, ellos pueden confundirse y decirle al paciente que no tiene asma. El diagnóstico de esta enfermedad es complicado y necesita de un médico acostumbrado a saber identificar estos síntomas. No dudes en insistir a tu médico y pide consultar a un especialista o efectuar una espirometría (estudio sobre el volumen y el ritmo del aire en los pulmones), único examen que permite el diagnóstico preciso del asma.

Cómo puedo saber si mi hijo tiene asma

Un recién nacido que presenta al menos tres episodios de silbidos respiratorios por año, una molestia respiratoria, varias bronquitis con pitos en el pecho o bronquitis "asmatiformes" antes de la edad de dos años debe considerarse como un niño asmático.

El asma puede ser comparado con un iceberg, ya que la parte visible corresponde a la crisis típica con sus pitidos y la parte sumergida, invisible, a los síntomas más imprevisibles, menos fáciles de relacionar con el asma, como un jadeo o unos períodos de tos prolongados sin otra causa aparente.

¿Los asmáticos pueden hacer ejercicio?

La única molestia que describen ciertos asmáticos es una fatiga que se agrava durante los esfuerzos, a veces mínimos, de la vida cotidiana. Caminar o subir las escaleras puede representar un esfuerzo insalvable que los pacientes ni imaginan que pueda ser provocado por un asma. Ciertos asmáticos viven una docena de años con fatiga provocada por una obstrucción —la mayoría de las veces bastante severa— de sus bronquios. Cuando un médico efectúa este diagnóstico, a veces por azar, en el transcurso de un episodio de sobreinfección o una agravación de la enfermedad, los pacientes se sorprenden al constatar una mejoría espectacular de su estado general y de su fatiga con los tratamientos propuestos.

Las molestias pueden aparecer durante el curso de ciertas actividades como la práctica de un deporte o actividades físicas (como correr para alcanzar un autobús), en la casa o en el trabajo. Otro de los síntomas que aparecen es la dificultad para respirar o jadeo durante la subida de 2 o 3 plantas, durante la marcha o en reposo. A menudo, los síntomas del asma se presentan durante la noche o la madrugada: despertarse durante la noche con tos intensa, jadeo, opresión torácica, silbidos, pitidos o dolor en el pecho hacen pensar en un problema de asma.

Tratamiento del asma

Apenas un tercio de los pacientes asmáticos sigue un tratamiento adecuado y solo el 40 % lo toma correctamente. En España, se calcula que padecen esta enfermedad 630,000 menores de entre 0 y 14 años. El asma es una causa frecuente de ausencia escolar. Los resultados del estudio de AIRE (Asthma Insights and Reality in Europe, por sus siglas en inglés), el estudio más amplio jamás realizado sobre el asma en Europa, ha puesto en evidencia que apenas el 5 % de los asmáticos europeos son atendidos según las recomendaciones internacionales en vigor.

Existen dos posibles tratamientos para el asma: prevenirlo para evitar su aparición y el control de los síntomas cuando la prevención fracasa, es inevitable que se desencadene una crisis más o menos intensa. Entre las medidas de prevención, se destaca evitar exponerse a alérgenos, como polen, ácaros del polvo, hongos, animales o medicamentos (la aspirina, por ejemplo).

Medicamentos para el asma

Entre los medicamentos, se encuentran los broncodilatadores (como los agonistas B2 o los anticolinérgicos), los antiinflamatorios corticosteroides inhalados (como la budesónida o la fluticasona), las vacunas para la alergia o inmunoterapia, los neutralizadores de leucotrienos (como el el montelukast y zafirlukast) o la termoplastia bronquial.

Foto: © Dmitry Lobanov – 123RF.com

Consulta también


Asthme - Symptômes et traitement
Asthme - Symptômes et traitement
Asthma: statistics and definitions
Asthma: statistics and definitions
Asthma: Zahlen und Fakten
Asthma: Zahlen und Fakten
Última actualización: 8 de agosto de 2017 a las 01:00 por gslaura.
El documento «El Asma: estadísticas y definiciones» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.