0
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Elongación muscular: causas, síntomas, tratamiento y prevención


Una elongación muscular generalmente es benigna y se cura a los pocos días. A continuación, un panorama sobre las manifestaciones, las causas y el tratamiento de una elongación.


Definición

La elongación es una forma de lesión muscular que se manifiesta por un estiramiento anormal del músculo. En ciertos casos, puede haber un desgarro de algunas pequeñas fibras.


Cuando un grupo más grande de fibras musculares se ve afectado ya no se trata de una elongación sino de una distensión de un ligamento o un desgarro.

Causas

La elongación aparece cuando el músculo se estira más allá de sus capacidades. Se produce durante un esfuerzo físico: al principio, al final o durante el ejercicio. Los movimientos bruscos, el desequilibrio, un esfuerzo prolongado, el cansancio, la falta de calentamiento, la deshidratación o un equipo de entrenamiento inadecuado pueden causar una elongación.

Los deportistas de alto nivel o los aficionados al deporte son las personas más propensas a padecer elongaciones musculares.

Síntomas

La elongación muscular se manifiesta principalmente por la aparición de un dolor durante el esfuerzo o inmediatamente después de este. El dolor se percibe al palpar el músculo y cuando el músculo afectado se contrae. El dolor también puede acompañarse de rigidez y de una incapacidad funcional. El músculo no se hincha y no aparece equimosis. Por lo general, cuanto más grande es la herida mayor es el dolor y la imposibilidad de mover el músculo.

Todos los músculos del cuerpo pueden sufrir una elongación: la ingle, el glúteo, los isquiotibiales (parte posterior del muslo), la pantorrilla, los brazos, el dorso, los abdominales, etc.

Tratamiento

Se recomienda interrumpir la actividad física y aplicar hielo en la zona afectada durante 30 minutos. También se aconseja tomar un analgésico para aliviar el dolor.

Es conveniente consultar con un médico con el fin de que pueda determinar el tipo de lesión y el tratamiento adecuado. En el caso de una elongación, el tratamiento consiste en enfriar y comprimir el músculo durante algunos días. Un periodo de descanso sin actividad física se tiene que respetar durante una o dos semanas. El médico también puede prescribir antiinflamatorios.

La elongación generalmente no causa ninguna complicación y se cura a los pocos días.

Prevención

Para evitar la elongación u otra lesión muscular, se aconseja realizar el calentamiento de forma adecuada antes de practicar una actividad física intensa. En cambio, es mejor no estirarse estando frío.


Durante el esfuerzo, es importante hidratarse regularmente. Modificar el entrenamiento o los movimientos técnicos y cambiar el equipo también puede ser necesario. En caso de cansancio, es preferible abstenerse de practicar una actividad deportiva intensa.

Foto: © Melodia plus photos - Shutterstock.com

Consulta también

0 Comentario