Embarazo de alto riesgo: qué es y cómo se detecta

Haz una pregunta


Un embarazo de alto riesgo es aquel que tiene factores asociados que pueden afectar negativamente a la salud de la madre o del feto. En caso de embarazo de alto riesgo es muy importante realizar un buen control durante la gestación, el parto y el puerperio. El riesgo de que aparezcan complicaciones, tanto desde el punto de vista de la madre como del bebé es alto.

Su frecuencia

Sólo un 10% de los embarazos se consideran de alto riesgo aunque no hay un acuerdo unánime sobre cuáles deben ser considerados como tales. El término puede referirse tanto a circunstancias médicas como sociales, ginecológicas u obstétricas que puedan poner en riesgo la salud de la madre, del bebé, o de ambos.

¿Cómo detectamos un embarazo de alto riesgo?

Se pueden detectar en la consulta preconcepcional (aquella que se realiza antes de buscar un embarazo) o en la primera visita de la mujer embarazada. Entre las pruebas que se realizan habitualmente en la mujer embarazada están los análisis de sangre y de orina, cultivos de orina u otras muestras biológicas, estudios genéticos, pruebas de imagen (ecografías, resonancia magnética) u otras, como laparoscopia.
A lo largo del seguimiento del embarazo también pueden surgir problemas médicos que lo identifiquen como embarazo de alto riesgo.

Saber más

Dra. Marta Marnet

CCM Salud es una publicación informativa realizada por un equipo de especialistas de la salud y redactores supervisados por la Dra. Marta Marnet (número de registro 19741 en el Colegio de Médicos de Barcelona, España).

Más información sobre el equipo de CCM Salud