Trucos y astucias para no tener la tentación de volver a fumar

Diciembre 2017
Querer volver a fumarse un cigarrillo representa el peligro más grande cuando se ha dejado de fumar recientemente. Vamos a proponerle varias técnicas para no ceder y no fracasar en su intento. Estas necesidades imperiosas « de encenderse uno » sólo duran unos minutos como máximo. Cuanto más avance en el tiempo, cuanto más días haga que dejó de fumar, menos sentirá estas ganas. El período más difícil son las primeras semanas.




Consejos para dejar de fumar definitivamente

Aguantar las ganas de fumar, disminuir progresivamente el número de cigarrillos diarios (poco efectivo), la hipnosis (su eficacia disminuye a medida que va pasando el tiempo y no hay estudios serios que confirmen que la hipnosis ayuda a dejar de fumar), los medicamentos para dejar de fumar, las terapia de reemplazo de nicotina en forma de parches, chicles, sprays,...suelen ser eficaces. Los cigarrillos electrónicos pueden ayudar en algunas ocasiones pero tampoco han demostrado su eficacia en estudios.

Que comer para dejar de fumar

Las frutas mas recomendadas son aquellas que tienen propiedades diuréticas y relajantes (como manzana, piña, pera y sandia) o las que son ricas en vitamina C (kiwi, guayaba y naranja) porque la nicotina provoca deficiencia de este tipo de vitamina.

Las verduras como las espinacas, las zanahorias y la calabaza que son ricas en vitamina A que repara los radicales en el organismo que genera el tabaco.

Los dulces (sin cometer excesos) regulan el centro del placer del cerebro y evitan la ansiedad.

Los frutos secos contienen vitamina E y fibra y calman la ansiedad.

Ciertos alimentos como la avena y el arroz, ricos en selenio que ayudan a eliminar las toxinas generadas por la nicotina.

Los espárragos y las cerezas por sus propiedades diuréticas que ayudan a eliminar las toxinas producidas por el cigarrillo.

Cuando desaparecen las ganas de fumar

El síndrome de abstinencia por nicotina aparece en gran número de fumadores, casi en un 85% de ellos, en el momento de dejar de fumar. Este síndrome es el responsable que muchos fracasos y suele durar entre 4 y 12 semanas. Su intensidad es mayor las primeras seis u ocho semanas y, habitualmente, es a partir de entonces cuando empiezan a disminuir. Pueden manifestarse con síntomas psíquicos o somáticos. El llamado craving es uno de los síntomas mas importantes y mas complejo de sobrellevar: se define como las intensas ganas de volver a fumar y suele durar unos dos o tres minutos. Es recurrente y suele volver a aparecer con frecuencia durante las primeras 6 semanas.

Como puedo quitarme la ansiedad de fumar

Es importante evitar ciertas situaciones que nos incitan a fumar como, por ejemplo, estar en compañía de fumadores, las situaciones de tensión o estrés, el café, el té y el alcohol, las comidas copiosas o el aburrimiento. Un ejercicio que nos puede ayudar es coger el aire profundamente por la nariz y exhalarlo lentamente por la boca (repetir 10 veces). También las terapias de remplazo de nicotina u otros medicamentos como los ansiolíticos nos pueden ayudar.

Algunos consejos: como calmar las ganas de fumar

Entre los consejos importantes que se deben tener en cuenta encontramos los siguientes:


Avise a sus amigos y a su familia y pídales que eviten fumar delante suyo, en su casa prohíba el cigarrillo y evite todo lo que pueda hacerle pensar en ellos (ceniceros, mecheros, cerillas y claro está « los paquetes de tabaco »).

En el trabajo evite ir con sus colegas fumadores en las pausas «para fumar» y evite las cenas « de fumadores »las primeras semanas tras dejar de fumar. Estas situaciones son cada vez menos frecuentes, lo que representa una ayuda para los fumadores que intentan dejarlo. También puede ayudarle escoger bares o restaurantes dónde está prohibido fumar.

Aprenda a hacer ejercicios de relajación y a controlar su respiración cuando tenga ganas de fumar.

No dude en hablar con su entorno de sus dificultades al intentar dejar de fumar.

Beba un gran vaso de agua, mastique chicles, coma fruta, y en particular una manzana, cuando tenga ganas de un cigarrillo.

El gesto de fumar es uno de los más difíciles de conseguir eliminar durante las primeras semanas: ocupe sus manos con algo como, por ejemplo, con un bolígrafo o una bola antiestrés, eso puede ayudarle a superar esos momentos difíciles.

No se salte comidas, no pique entre comidas.

Aprenda a encontrar otras fuentes de placer, un hobby, un soporte (deporte, bricolaje, lectura...) para evitar comer más.

No consuma café, té ni bebidas alcohólicas.

Practique una actividad física regular.

Verifique que los substitutos nicotínicos utilizados no sean infradosificados en nicotina: la dosis debe estar adaptada a su grado de dependencia y deber ser suficiente para colmar la dependencia a la nicotina. Una dosis demasiado baja puede implicar un fracaso.

Foto: © 123rf_42056964_3dkombinat.jpg
Última actualización: 25 de octubre de 2017 a las 12:19 por DRA. MARNET.
El documento «Trucos y astucias para no tener la tentación de volver a fumar» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
Dejar de fumar - Depresión
El éxito de los sustitutos de nicotina