Útero (matriz) infantil

Julio 2017


Muchas mujeres piensan, erróneamente, que hipoplasia (desarrollo insuficiente del útero) uterina e infertilidad son sinónimos. Sin embargo, no siempre es así. ¿En que casos puede embarazarse una mujer con matriz infantil y cómo debe cuidarse?.

Escaso desarrollo del aparato reproductor femenino

Durante la adolescencia los senos de las chicas crecen y sus caderas se ensanchan. También los genitales internos (útero y ovarios) se desarrollan hasta alcanzar la madurez aunque no se aprecie a simple vista; sin embargo, en estos últimos el desarrollo puede verse limitado y causar disfunciones importantes.
Entre los 11 y los 13 años de edad el cuerpo de la mujer adolescente empieza a sufrir cambios importantes (aparece el vello púbico y en las axilas, aumenta la estatura, aumenta el tamaño de los senos y de las caderas). También aparece la primera menstruación (menarquia) lo que indica que el útero o matriz ha adquirido la madurez necesaria para llevar a cabo un embarazo.
Sin embargo, el inicio de la vida reproductiva de la mujer puede verse retrasado, o definitivamente anulado, por diversas razones, siendo la principal un escaso desarrollo del aparato reproductor femenino: este problema recibe el nombre de matriz infantil (los médicos lo conocen con el nombre de hipoplasia uterina). Es un problema poco frecuente y se presenta generalmente en mujeres que han sufrido desnutrición a lo largo de su vida.
En otros casos desde la gestación del feto en el vientre materno los genitales femeninos internos no se forman de manera adecuada; cuando esto sucede se dice que es un útero de tipo rudimentario, pudiendo provocar que ni siquiera se forme la cavidad uterina.

Útero fetal

Si el desarrollo se ha detenido inmediatamente después del nacimiento se habla de útero fetal. Éste no suele medir más de 4 centímetros cuando alcanza su tamaño máximo. La estructura misma de este tipo de útero es diferente a la normal, ya que sus paredes musculares pueden ser demasiado delgadas (uterus membranaceus) e, incluso, el cuello del mismo sobresale muy poco en la vagina. Ahora bien, si el crecimiento de este órgano se detiene en la infancia se denomina útero infantil, y apenas llegará a medir 5 centímetros (3 cm. pertenecen al cuerpo del útero y 2 cm. al cuello uterino). Cabe señalar que el útero tiene la forma de un triángulo o pera invertida, y en una chica cuyo desarrollo ha sido normal alcanza tamaño aproximado de 6 centímetros antes de su primer embarazo, pero conforme se presenten más gestaciones se incrementará unos cuantos milímetros.

A veces se asocia a una falta de desarrollo de trompas y ovarios

La falta de desarrollo suele no ser exclusivo del útero y afecta también a trompas y ovarios, razón por la cual la menstruación puede ser irregular; igualmente, la vagina es poco profunda, con paredes escasamente elásticas. A veces, los mismos caracteres sexuales secundarios (mamas y vello en el monte de Venus) son menos evidentes de lo normal.

Dificultad para embarazarse

Generalmente el diagnóstico de la matriz infantil se realiza al llegar a la adolescencia o bien cuando estando en edad reproductiva no se consiga un embarazo. El ginecólogo utiliza el ultrasonido o ecografía para determinar el tamaño del útero y, además, se practican estudios de los niveles hormonales en la mujer, pues si éstos son bajos será causa de su desarrollo incompleto. También puede realizarse una histerescopía (procedimiento que consiste en introducir en el útero una diminuta cámara de video que permitirá observar su interior). Hay que ser muy cuidadoso al realizar esta maniobra, ya que el minúsculo espacio puede representar una dificultad en el momento de atravesar el orificio uterino interno. Además, las paredes suelen ser extremadamente delgadas. Además puede practicarse una biopsia y obtener una muestra de tejido para un diagnóstico más completo (de esta forma suele conocerse el estado de las glándulas de toda la estructura uterina).

¿En qué casos puede embarazarse una mujer con matriz infantil?

En algunas ocasiones la inmadurez de los tejido uterinos puede solucionarse mediante administración de estrógenos, pero en otros casos, el tamaño tan reducido de las estructuras afecta la óptima absorción de hormonas. Sin embargo, aun siendo el útero de tamaño pequeño, si todas sus estructuras funcionan de manera normal, es posible el embarazo, aunque éste debe seguirse bajo estricta vigilancia médica, pues en. Cuando se consigue el embarazo éste siempre es de alto riesgo. Se estima que apenas un 15% de las mujeres diagnosticadas de matriz infantil o hipoplasia uterina están imposibilitadas para embarazarse; del resto, poco más del 10% lleva a término la gestación, debido a la elevada frecuencia de abortos.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 8 de septiembre de 2015 a las 17:31 por DRA. MARNET.
El documento «Útero (matriz) infantil» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.