El síndrome de Kleine-Levin

Junio 2018
El síndrome de Kleine-Levin es una enfermedad neurológica muy rara (se reportan 1 o 2 casos sobre 1 millón). Consiste principalmente en episodios de hipersomnia y pérdida de contacto con la realidad. Los tratamientos son casi inexistentes y poco eficaces, lo que dificulta su cura.


En qué consiste el síndrome de la bella durmiente

El síndrome de la bella durmiente, también conocido como síndrome de Kleine-Levin, se caracteriza por episodios prolongados de sueño, como mínimo de 18 horas cada día. Esto conlleva una alimentación en exceso y de forma compulsiva, hipersexualidad, desorientación, descuido en el higiene personal, conducta agresiva y alucinaciones.

Síntomas del síndrome de Kleine-Levin

Los principales síntomas del síndrome de Kleine-Levin son la hipersomnia (el paciente duerme de 18 a 24 horas al día, con mala calidad del sueño, perturbado por sueños intensos y alucinaciones) y los desórdenes cognitivos (dificultad para expresarse y concentrarse en la lectura, en la toma de decisiones o para realizar dos acciones al mismo tiempo). Además, la desorientación temporal y espacial, la amnesia parcial y el sentimiento de pérdida de contacto con la realidad (sensación de desconexión entre el cuerpo y la mente o la impresión de estar en un sueño). También existen los trastornos psíquicos y de la personalidad con polifagia (comer en exceso, glotonería), desinhibición sexual, irritabilidad, apatía, deseos suicidas y síndrome meníngeo (membranas irritadas) con cefaleas, fotofobias, fiebre o náuseas.

Casos del síndrome de la bella durmiente

Es más común en hombres (75 % de los pacientes). Los problemas perinatales o de desarrollo son factores de riesgo. También pueden desencadenar los síntomas el otoño y el invierno, los episodios de gripas y anginas, la ingesta de alcohol y las situaciones de ansiedad. Además, diversos agentes infecciosos como la gripa asiática, la varicela, el estreptococo, un traumatismo craneal, la utilización de opiáceos, las vacaciones escolares o después de un periodo de exámenes.

El síndrome Kleine-Levin idiopático (causa desconocida) puede suceder sin otros síntomas antes de la enfermedad o fuera de la crisis, personas afectadas por otra enfermedad neurológica grave, las formas benignas donde solo dos o tres episodios tienen lugar sin consecuencia o las formas más graves por la frecuencia o la duración de los episodios.

Causas del síndrome de Kleine-Levin

Las causas del síndrome se han estudiado muy poco. Ningún virus ha sido identificado, aunque existen varias hipótesis: un nacimiento prematuro, el retraso en el desarrollo del niño, la epilepsia, el autismo o ser de origen judío asquenazí.

Tratamiento del síndrome de Kleine-Levin

La mayoría de los tratamientos son poco exitosos, pero algunos han mostrado beneficios en casos aislados. Se puede administrar amantadina al principio de una crisis para la somnolencia; risperidona para los síntomas psicopáticos; los ansiolíticos para la angustia; y un tratamiento con litio o valproato sódico en caso de crisis repetidas.

La duración de un episodio varía de dos a 270 días. Entre la crisis, las fases de respiro tienen una media de duración de 3,5 a 4 meses. Se curan de forma espontánea en la gran mayoría de los casos y no compromete el pronóstico de vida.

Cómo combatir el sueño excesivo

Entre los consejos para los pacientes del síndrome de Kleine-Levin, se encuentra la prohibición de conducir cualquier vehículo y siempre se debe evitar la ingesta de alcohol. Si aparecen síntomas depresivos agudos hay que asegurarse que el enfermo esté acompañado por un miembro de la familia

Foto: © Paul-Cotney – Shutterstock.com

Le syndrome de Kleine-Levin
Le syndrome de Kleine-Levin
Kleine-Levin Syndrome (Orphanet)
Kleine-Levin Syndrome (Orphanet)
Das Kleine-Levin-Syndrom
Das Kleine-Levin-Syndrom
Última actualización: 25 de marzo de 2018 a las 03:53 por gslaura.
El documento «El síndrome de Kleine-Levin» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
Cómo sobrellevar las epilepsias graves: recomendaciones de la HAS
Asma: el plan de la Seguridad Social