Alimentación y nutrición para diabéticos

Diciembre 2017
Controlar y vigilar la alimentación de un diabético representan un verdadero tratamiento, así como la actividad física y los medicamentos. La alimentación es fundamental para una persona diabética.


Cuál es la dieta de los diabéticos

Una alimentación sana y una dieta balanceada son parte fundamental en el control de la diabetes. Es muy recomendable comer más o menos a la misma hora todos los días y comer alimentos variados. Si controlas los niveles de glucosa 2 horas después de una comida, identificarás cómo intervienen los diferentes alimentos. A medida que acumules experiencia, podrás predecir cómo afecta la comida y sus combinaciones a los niveles de glucosa.


La vigilancia alimentaria evita los cambios importantes de la glucemia y previene la aparición de complicaciones de la diabetes, como problemas cardiovasculares, renales u oftalmológicos. La alimentación que se aconseja a los diabéticos es idéntica a la que se recomienda a la mayoría de las personas.

Cómo hacer una dieta para la diabetes

No hacer un régimen severo, comer de todo, tener una alimentación variada y equilibrada son los principios generales de la dieta de un diabético. Hay que comer en cantidad razonable, no contar obsesivamente las calorías consumidas y pedir consejo a un nutriólogo o dietista con el consentimiento del médico.

También es importante variar los alimentos, hacer un buen desayuno, beber agua en cantidad suficiente, evitar bebidas azucaradas y el consumo de platos precocinados.

Cómo se tiene que cuidar una persona con diabetes

En cada comida, es importante respetar la proporción de las categorías de alimentos indispensables: 40 % a 50 % de glúcidos, 15 % de proteínas y 30 % a 45 % de lípidos. Se debe controlar el peso, por ejemplo, cuando los pacientes con diabetes tipo 2 pierden peso —si existe sobrepeso— mejora la glucemia.

En cuanto al ritmo de las comidas, el fraccionamiento es indispensable para mantener un buen equilibrio glucémico. Hay que realizar 3 comidas principales y 1 o 2 tentempiés. No saltarse comidas, comer verduras y frutas en cada comida, asociar verduras y féculas en las comidas del mediodía y la noche. Al consumir féculas se recomienda repartirlas a lo largo de la jornada para que el aporte de glúcidos corresponda con las necesidades del organismo y de su actividad física.

Qué alimentos pueden comer los diabéticos

Entre los alimentos que debe favorecer el diabético, se encuentran las féculas, el pan, los biscotes, la pasta, el arroz, la sémola, las patatas, las aves, la harina, las legumbres y las leguminosas, como lentejas, judías, garbanzos o guisantes. Aumentar el consumo de las verduras y las frutas (una por día). Es importante aprender a cocinar sin grasa, la cocción puede ser al vapor, horno, baño maría, parrilla o microondas. Preferir los aceites vegetales en vez de mantequilla o crema.

Los glúcidos que actúan directamente sobre la glucemia están recomendados. Pero deben consumirse en cantidades razonables durante cada comida y conocer bien la cantidad ingerida cada vez. No suprimir el pan ni las féculas y disminuir las salsas y los quesos. Una alimentación equilibrada debe aportar del 50 % al 55 % de las calorías en forma de glúcidos.

El consumo de grasas está permitido con precaución, ya que los lípidos son aproximadamente 2 veces más calóricos que los glúcidos. Elegir de preferencia las carnes magras, con menos grasas como las carnes blancas. Priorizar el consumo de pescado sobre la carne, comer pescado al menos 2 o 3 veces por semana. Hay que disminuir los embutidos y la charcutería en general.

El aporte de proteínas debe contribuir entorno al 15 % del aporte calórico total. Entre las proteínas animales, está la carne, el pescado y los productos lácteos; mientras que entre las proteínas vegetales, están los cereales, la pasta, el arroz y el pan. Ciertas verduras aportan igualmente proteínas, como las legumbres y la soja.

Qué puede beber un diabético

Es prioritaria el agua (beber al menos 1 litro por día) y aumentar su consumo en caso de temperaturas altas o durante la actividad deportiva. El café, té o infusiones pueden consumirse, pero sin azúcar o con un edulcorante. Es recomendable beber zumo (jugo) de limón, pero sin añadirle azúcar. No olvidar los jugos de verduras, pero evitar los que contienen zanahorias y remolacha.

¿Los diabéticos pueden comer azúcar?

Es posible consumir dulces, pero en cantidades restringidas y al final de una comida. Evitar los pasteles a la hora de la merienda, en general, hay que reducir su consumo. Evitar el consumo aislado de alimentos ricos en azúcar. Jamás consumir un terrón de azúcar, salvo en situaciones excepcionales (hipoglucemia, por ejemplo) y respetar las cantidades totales de glúcidos permitidos.

Qué es y para qué sirve el índice glucémico

Los glúcidos contenidos en los diferentes alimentos no se absorben a la misma velocidad, es decir, la velocidad de paso del azúcar a la sangre varía. De hecho, cada alimento posee su índice glucémico. Este parámetro mide la rapidez con que se absorben los glúcidos y, además, mide el efecto hiperglucemiante de un determinado alimento. Cuanto más rápido aumente la glucemia un alimento, más elevado es su índice glucémico. Los alimentos con índice glucémico bajo suben progresivamente la glucemia y los alimentos con índice glucémico elevado provocan una subida rápida de la glucemia.

Se aconseja limitar el consumo de alimentos con índice glucémico alto, excepto en ciertas situaciones que son necesarias, por ejemplo, en caso de hipoglucemia. Algunos alimentos con un índice glucémico elevado son el azúcar, el pan, las patatas, la sémola, las zanahorias, la miel, los bombones, la confitura y los pasteles, entre otros. Es posible consumir pan, alimento con índice glucémico alto, pero en cantidades razonables. De hecho, el azúcar aportado por cada 50 g de pan equivale al de 5 terrones de azúcar.

Cuál es la mejor fruta para la diabetes

Algunos alimentos con índice glucémico medio son la pasta, frutas como las cerezas, las ciruelas, las peras y las naranjas, ya que contienen glúcidos que elevan muy lentamente la glucemia. Mientras que los alimentos con índice glucémico bajo son los productos lácteos y las legumbres, como judías o lentejas.

Qué alimentos son malos para la diabetes

Se desaconsejan los azucarados, ya que tienen un índice glucémico elevado, como los bombones, la confitura, la miel, la pastelería, la crema glaseada, los sorbetes, las frutas confitadas, la pasta de frutas, la crema de castañas, las compotas de pote, los lácteos azucarados, los refrescos gaseosos, los siropes y los zumos de frutas, excepto si están azucarados con edulcorante. También las grasas animales (como mantequilla, nata, manteca de cerdo, charcutería, carne grasa, queso o yema de huevo), los alimentos muy salados (charcutería o galletitas de aperitivo), los fritos, las salsas y el alcohol.

Ciertos productos que aseguran no tener azúcar contienen casi tanta azúcar como otros productos, como la mermelada sin azúcar o el chocolate light.

Cuando tengas la sensación de hambre, escoge entre un yogurt natural azucarado con aspartamo (edulcorante), una rebanada de jamón dulce, un huevo duro, una pechuga de pollo, 1 o 2 tomates, zanahorias o rábanos.

Qué debe comer un diabético para bajar el azúcar

Algunos trucos para comer bien cuando se es diabético son consumir champiñones, ya que contienen pocos glúcidos; elegir legumbres como las lentejas; consumir arroz basmati, cuyo índice glucémico es menor que el arroz blanco; aliñar platos como ensaladas y verduras con jugo de limón, que baja la tasa de glucemia; tener preparado jugo de limón con agua mineral sin añadir azúcar; consumir fibra, ya que disminuye la velocidad de paso del azúcar a la sangre; así como verduras, cereales integrales no refinados (avena o trigo integral) y legumbres.

Qué tipo de alcohol puede tomar un diabético

El alcohol contiene azúcar, puede provocar un aumento de la glucemia y ser responsable de un incremento de peso. Es posible consumir alcohol cuando eres diabético, pero debes adoptar ciertas reglas y beber en cantidades limitadas, ya que el alcohol contiene un número importante de calorías contenidas en un pequeño volumen. La cerveza y los aperitivos contienen más azúcar que el whisky o el vodka, por ejemplo.

Qué pasa si un diabético toma alcohol

El alcohol aumenta el riesgo de hipoglucemia, que puede aparecer aunque se consuma una cantidad moderada de alcohol. Incluso se puede prolongar varias horas después, durante un periodo entorno a 12 o 18 horas. Por ejemplo, beber alcohol por la tarde aumenta el riesgo de hipoglucemia justo al mediodía de la mañana siguiente. El riesgo aumenta si el alcohol se consume sin comer algo y en ayunas. Una cerveza sin alcohol contiene más azúcar que una cerveza normal y son muy ricas en glúcidos.

Cuánto alcohol puede tomar un diabético

Dos vasos de alcohol en un día es la cantidad máxima que puede consumir un hombre, mientras que las mujeres un vaso en un día. Una copa de vino de 120 ml equivale a un vaso de cerveza de 250 ml (una caña) o un vaso de aperitivo de 50 ml. Un litro de vino de 10 grados aporta 80 g de alcohol por litro, es decir, 10 g por cada vaso de 130 ml. Un litro de cerveza de 5 grados aporta 40 g de alcohol por litro, o sea, 10 g por cada vaso de 250 ml.

Por qué se produce la hipoglucemia

Una persona diabética que consume alcohol debe identificar los síntomas posibles de una hipoglucemia y las medidas que debe tomar para enfrentarse a ella.

Contraindicaciones del consumo de alcohol

En el embarazo y la lactancia, en caso de antecedentes de alcoholismo o de episodios severos de hipoglucemia, cuando se consumen ciertos medicamentos, en caso de conducción de cualquier vehículo, cuando hay antecedentes de pancreatitis o neuropatía y cuando la tasa sanguínea de triglicéridos está elevada son situaciones en las que está contraindicado el consumo de alcohol.

¿Un diabético puede comer productos naturales?

Cuando eres diabético, consumir productos naturales puede representar ciertos riesgos inherentes a la diabetes en sí misma o a los tratamientos de la enfermedad. Los preparados que se venden sin receta a base de plantas, productos naturales, complementos alimentarios, vitaminas o sales minerales pueden tener repercusiones. No tomes productos —cualquiera que sea— sin la opinión del médico o del farmacéutico. Por ejemplo, el jengibre, el ajo o el corazoncillo (gordolobo) interactúan con ciertos tratamientos prescritos a los diabéticos. Evitar la automedicación.

Dieta para bajar de peso para diabéticos

Un diabético con sobrepeso necesita una dieta para bajar de peso. La dieta debe tomar en cuenta los hábitos de la persona diabética para reemplazar en cada grupo (lácteos, carnes, vegetales, frutas, legumbres y cereales) los alimentos que lo integran. La dieta también debe considerar la medicación para la diabetes, ya sea la insulina o los hipoglucemiantes orales. Los diabéticos pueden comer los alimentos como cualquier otra persona, pero deben estimar una serie de factores, como las comidas o bebidas contraindicadas y, especialmente, una buena organización de su alimentación.

Como en toda persona que quiera hacer dieta, es importante introducir hábitos alimenticios que te ayuden a controlar la enfermedad y a bajar de peso. Para bajar el volumen del abdomen es importante hacer ejercicios abdominales, además de cumplir la dieta para bajar de peso.

Foto: © Dmitry Melnikov – Shutterstock.com

Consulta también


Régime pour diabétique
Régime pour diabétique
Nutrition, diet and diabetes
Nutrition, diet and diabetes
Ernährung bei Diabetes
Ernährung bei Diabetes
Última actualización: 30 de agosto de 2017 a las 01:22 por gslaura.
El documento «Alimentación y nutrición para diabéticos» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
Deporte y diabetes
Definiciones y estadísticas