Hipotensión - Presión baja

Mayo 2017

La hipotensión arterial corresponde a una disminución de la presión sanguínea y, de manera más precisa, a una disminución de la cantidad de sangre bombeada por el corazón. Puede ser constante u ocasional y es un síntoma que debe vigilarse constantemente para evitar que sea crónico.


Qué es la hipotensión

La hipotensión es una disminución de la presión arterial que puede estar conectada a varias causas. Puede ser temporal o crónica, y muchos son los factores de riesgo que pueden acentuarla. Las personas mayores son las más afectados ya que el envejecimiento causa un endurecimiento de la pared de los vasos sanguíneos que, a su vez, conduce a una disminución de la vasodilatación y la sangre circula con mayor dificultad. En las mujeres embarazadas, algunas de las hormonas del embarazo causan una disminución de la resistencia vascular, lo que resulta en una reducción de la tensión arterial de alrededor de dos puntos. Al inicio del embarazo siempre es conveniente controlar la presión.

Los sujetos que sufren de problemas cardíacos, a saber, las miocardiopatías, son las personas que suelen tener la presión baja. Los pacientes diabéticos también son propensos a sufrir hipotensión, así como aquellos que sufren de enfermedades que afectan al sistema nervioso: enfermedad de Parkinson, síndrome de Guillain-Barré o enfermedad de Shy-Drager. Del mismo modo se ven afectados por hipotensión aquellos que padecen una insuficiencia de la glándula suprarrenal o que han dejado recientemente un tratamiento a base de cortisona. Los pacientes con problemas de hipotiroidismo o cansancio crónico también están expuestos a la hipotensión.

A qué se debe la hipotensión

El consumo de alcohol o cannabis por parte de los pacientes más débiles puede aumentar el riesgo de hipotensión. Incluso la deshidratación durante la actividad física o en ambientes calurosos puede convertirse en un importante factor de riesgo.

Causas de la hipotensión

En la mayoría de los casos, las causas no siempre son evidentes y las caídas de presión son inofensivas.

Tipos de hipotensión

Qué es la hipotensión ortostática

La hipotensión ortostática o postural se caracteriza por una disminución en la presión arterial cuando el paciente pasa rápidamente de estar recostado a estar en cuclillas o a estar de pie. El paciente sufre una sensación de mareo, por lo tanto, esta hipotensión se explica por el cambio repentino de la gravedad que lleva la sangre, sobre todo en las piernas, disminuyendo temporalmente el suministro de sangre al cerebro. Este tipo de hipotensión es benigna y no requiere tratamientos específicos. La hipotensión ortostática puede llegar a ser crónica, en ese caso, se necesita un tratamiento.

Qué es la hipotensión ortostática crónica

Cuando se vuelve crónica, esta hipotensión puede ser causada por deshidratación o por tomar ciertos medicamentos, como aquellos para la hipertensión, epilepsia o disfunción eréctil, antidepresivos, y diuréticos. El consumo de alcohol y marihuana también puede originar esta disfunción arterial, así como una pérdida excesiva de peso, problemas del corazón, insuficiencia de la glándula suprarrenal, algunos tipos de alergias, enfermedades de la tiroides, detener repentinamente la ingesta de cortisona, problemas en el hígado y el embarazo.

Qué es la hipotensión postprandial

Esta hipotensión ocurre inmediatamente después de comer, cuando la digestión provoca un mayor flujo de sangre al estómago y los intestinos, causando a su vez una disminución de la presión arterial en el resto del organismo. Este tipo de hipotensión se observa en los ancianos, diabéticos o los que padecen la enfermedad de Parkinson.

Qué es la hipotensión intracraneal

La hipotensión intracraneal corresponde a una caída de la presión sanguínea dentro del cráneo, que puede causar problemas neurológicos o psicológicos.

Qué es la hipotensión controlada

Durante ciertos tipos de cirugías, los médicos pueden voluntariamente reducir la presión arterial del paciente, especialmente en intervenciones en la cara, la mandíbula o tumores vasculares cerebrales. Esta hipotensión controlada se realiza para evitar hemorragias durante la intervención.

Cuándo se considera presión baja

Contrariamente a la hipertensión arterial, la hipotensión no tiene un valor límite. En general, mientras más baja es la presión arterial, mejor es la condición cardiovascular. La baja presión mínima es solamente menor a 90 mm Hg para la máxima.

Síntomas cuando se baja la presión

En caso de hipotensión, se pueden producir vértigos, mareos, cansancio, visión borrosa, náuseas, taquicardia, problemas de audición (zumbidos), dolor de cabeza, vómitos y, a menudo, está asociada con otro tipo de malestar generalizado.

Qué puedo hacer cuando se me baja la presión

Como ya se ha mencionado, la hipotensión que se produce puntual y por períodos cortos no causa ningún síntoma y no necesita tratamiento. Por lo tanto, la hipotensión crónica generalmente se cura con la administración de fludrocortisona, fármacos que reducen el vaciado del estómago, en el caso de la hipotensión postprandial. En casos extremos, también se puede recurrir a la instalación de un marcapasos, que aumenta el ritmo cardíaco.

Qué hacer para evitar la presión baja

Al despertar, tardarse unos minutos para levantarse, sentarse en el borde de la cama y luego ponerse de pie. Beber agua constantemente para evitar la deshidratación. Consumir alcohol con moderación y, cuando se esté de pie, mover los dedos del pie y contraer los músculos de la pantorrilla. Cuando se esté sentado, evitar cruzar las piernas, ya que esta posición causa presión sobre las venas y, por lo tanto, afecta el flujo sanguíneo adecuado.

Foto: © David Orcea – Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 17 de marzo de 2017 a las 21:58 por gslaura.
El documento «Hipotensión - Presión baja» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.