Tratamiento para problemas de erección

US ES
Haz una pregunta
En una erección trabajan varios factores de manera conjunta. Intervienen el cerebro, los nervios, las hormonas y los vasos sanguíneos. Si alguno de ellos no funciona correctamente, pueden aparecer problemas de erección. Por lo general, no están solo en la cabeza: la mayoría de los problemas de erección tienen una causa física.


Problemas de erección en jóvenes

Antes los problemas de erección se consideraban exclusivos de hombres mayores de 50 años. Sus causas eran sobre todo físicas y ligadas a factores como el sobrepeso, la diabetes, el tabaquismo, la hipertensión o problemas cardiovasculares. También a causas psicológicas, como el estrés o la depresión.

Diversos estudios han puesto en evidencia que muchos jóvenes utilizan Viagra o medicamentos similares con fines recreativos. Las causas físicas son las principales responsables en los hombres mayores y las causas emocionales son más comunes en los más jóvenes. Entre las causas psicológicas más frecuentes encontramos la mala comunicación con la pareja, los sentimientos de duda o fracaso, el estrés, el miedo, la ansiedad o las altas expectativas de la relación sexual.

Problemas de erección por nervios

Cuando un hombre tiene erecciones por la mañana o por la noche mientras duerme, lo más probable es que su problema de erección no se deba a una causa física. La mayoría de los hombres tienen de 3 a 5 erecciones por la noche que duran unos 30 minutos. Cuando un hombre recibe un estímulo sexual, su cerebro responde para que el cuerpo envíe más flujo de sangre hacia el pene lo que provoca la erección. Pero para que esto ocurra, el pene debe relajarse y, así, las cámaras interiores se llenen de sangre.

El estrés puede disminuir la capacidad del cuerpo para relajarse lo suficiente como para que los tejidos del pene se llenen de sangre. Es por esta razón que el estrés puede provocar impotencia o disfuncion eréctil, cuando los niveles son muy altos. Asimismo, puede convertirse en un círculo vicioso, ya que la disfunción sexual también provoca ansiedad en el hombre. Los hombres con problemas sexuales se culpan a sí mismos y se cierran emocionalmente.

Problemas de erección a temprana edad

Hoy en día acuden también a la consulta jóvenes menores de 30 años y ya representan un 20 % de los pacientes.

Problemas de erección a los 20

Hay que interrogar al paciente sobre algunas cuestiones antes de sospechar que la causa es de origen psicológico. Algunas de las preguntas que se hacen son: saber si está tomando algún medicamento, incluidos los fármacos o suplementos de venta libre, si consume alcohol, tabaco o drogas psicoactivas.

Para sospechar una causa psicológica se le interroga sobre su estado mental (saber si tiene estrés, ansiedad o síntomas que sugieran una depresión) o si tiene problemas en su relación de pareja.

Problemas de erección a los 30

Entre las causas más frecuentes encontramos una alimentación inadecuada, una vida sedentaria, el estrés, la inseguridad en uno mismo y la falta de experiencia.

Problemas de erección a los 40

Pueden ser responsables el estrés, el miedo al fracaso, la depresión, la ansiedad, un estilo de vida demasiado sedentario, una reducción en los niveles de testosterona, una alimentación demasiado rica en carne y pobre en vegetales, el abuso de alcohol y tabaco, la diabetes, la hipertensión, el colesterol alto o la obesidad.

Problemas de erección: soluciones caseras

En muchos casos de problemas de erección, introducir ciertos cambios en el estilo de vida suele ser suficiente. Entre estos destacan hacer ejercicio físico con regularidad; llevar una dieta saludable (puede ayudar una dieta en la que se incluya pescado blanco, mantequilla, queso, lácteos, cereales y frutas); perder peso en caso de que exista sobrepeso; dormir las horas necesarias; y dejar de consumir tabaco, alcohol o drogas. En caso de problemas de relación con la pareja puede consultarse con un experto, ya sea un psicólogo o sexólogo.

Falta de erección: soluciones

Diversos tratamientos pueden ayudar a los hombres afectados por la disfunción eréctil. Es indispensable tratar primero las causas médicas siempre que existan (hipertensión arterial, diabetes, por ejemplo). Si los problemas de erección se prolongan más de 3 meses, no esperes más y habla con tu médico. Los hombres afectados por la disfunción eréctil deben saber que existen medicamentos eficaces que pueden tratar estos problemas.

Lo primero es aceptar que existe un problema y querer resolverlo. Es importante que haya una buena comunicación con la pareja para hablar del tema y, así, controlar la ansiedad.

Además de introducir los cambios pertinentes en el estilo de vida, ciertos suplementos de productos naturales pueden ayudar. Entre ellos destaca la vitamina C (1000 mg de este suplemento tres veces al día) que disminuye el colesterol en la sangre y mejora la circulación sanguínea; la vitamina E (antioxidante); el zinc (se encuentra en las ostras); la vitamina D (también llamada vitamina solar cuyo déficit interviene en la producción de iones de superóxido que son los responsables de un bombeo óptimo de sangre en el cuerpo) y el complejo B.

Medicamentos para la disfunción eréctil

Los inhibidores de la fosfodiesterasa de tipo 5 son medicamentos que impiden a la fosfodiesterasa actuar. Esta proteína es responsable de las alteraciones de la erección, relaja el músculo liso de los cuerpos cavernosos y aumenta la llegada de sangre, lo que hace posible una erección eficaz. Existen 3 moléculas que se pueden utilizar: vardenafil, tadalafil y sildenafil.

El tadalafil (Cialis) puede tomarse más de 24 horas antes de mantener una relación sexual. Tomar un comprimido 24 horas antes permite encarar con menos estrés las futuras relaciones sexuales. Estos medicamentos no tienen efecto sobre el deseo sexual. Es necesario que haya una excitación sexual para obtener la erección. El medicamento no remplaza al deseo y no comporta ninguna erección si el hombre no siente deseo.

La apomorfina (ixense y uprima) actúa a nivel del sistema nervioso central estimulando las zonas responsables de la excitación y sobre los mecanismos que ponen en marcha la erección.

Cuánto dura el efecto de sildenafil

El vardenafil (Levitra) y el sildenafil (Viagra) siempre se deben tomar después de haber consultado la opinión de un médico. Se debe tomar entre 25 y 60 minutos antes de mantener la relación sexual en función del producto. Este compuesto actúa 25 minutos después de su administración y la acción dura entre 4 a 5 horas.

Contraindicaciones de pastillas para erección masculina

Pueden tomarse al mismo tiempo que la comida, pero se aconseja que esta no sea demasiado abundante y que no se consuma mucho alcohol. Se recomienda no utilizarlos más de una vez por día y no tomar estos productos menos de dos horas antes de conducir vehículos.

Antes de empezar un tratamiento, el médico debe verificar que no exista ninguna anomalía cardiovascular. Entre los efectos secundarios que se han encontrado destacan las náuseas, la rinitis, el dolor de cabeza, los sofocos, el enrojecimiento de la cara y problemas de visión.

Estos medicamentos están contraindicados en pacientes que toman nitritos prescritos para la prevención de enfermedades cardiacas. Este medicamento agrava el efecto hipotensor de los nitritos, por lo que su asociación puede ser peligrosa y comportar una caída de la presión arterial. No tomar poppers, sustancia euforizante que contiene nitrito de amilo y muy utilizado en algunos ambientes nocturnos.

Otras contraindicaciones, efectos secundarios e interacciones con otros medicamentos las explica el médico. Estos tratamientos no están indicados en los adolescentes menores de 18 años. Tratar los problemas de erección no solo se debe limitar a la prescripción de un medicamento, también la consulta debe permitir abordar la dimensión psicológica del problema de la disfunción eréctil. Recetar únicamente un medicamento sin establecer un diálogo con el paciente corre el riesgo de desembocar en un fracaso.

Inyección para tener erección

Las inyecciones intracavernosas se reservan para los hombres en los cuales los tratamientos médicos no han funcionado o cuando las contraindicaciones impiden tomarlos. Comportan una erección fuera de toda estimulación, no hace falta el deseo. Las inyecciones se administran directamente por el paciente en los tejidos del pene, es decir, los cuerpos cavernosos.

El producto inyectado dilata las arterias y el flujo de sangre que provoca una erección. La erección se produce alrededor de 5 a 15 minutos después de la inyección. La acción va de 30 minutos a una hora. El número de inyecciones se limita a dos por semana y el médico tiene que enseñar al paciente cómo debe colocarse esta inyección para que el producto penetre correctamente en el cuerpo cavernoso. Se hacen varias pruebas en la consulta para encontrar cuál es la dosis mínima eficaz.

Los principales efectos secundarios son el dolor en el lugar de la inyección y el mantenimiento prolongado de una erección o priapismo. Este efecto secundario es más raro con los productos que se utilizan actualmente. Si aparece se debe acudir a un servicio de urgencias lo más rápido posible. Si se retrasa es posible que queden secuelas importantes, como la pérdida definitiva de las posibilidades de tener una erección.

En caso de erección prolongada durante más de 3 horas, avisar inmediatamente al médico. No ponerse más de una inyección al día y dos por semana, separadas al menos por 24 horas.

Supositorios para la disfunción eréctil

La inyección intrauretral, con una tasa de éxito moderada, consiste en introducir el tallo de un aplicador en la uretra y presionar sobre un botón que libera la dosis de un medicamento que favorece la dilatación de las arterias provocando, así, un flujo de sangre y erección.

Bomba de vacío para hombre

El dispositivo consiste en un cilindro plástico conectado a una bomba, que puede ser conducida a mano o a través de una batería, y uno o varios anillos de tensión. El pene se inserta en el cilindro y la activación de la bomba quita el aire desde dentro del cilindro. Así se produce la creación de un vacío. Este permite que la sangre entre al pene, que inmediatamente aumenta de tamaño de un modo similar a una erección natural. Una vez obtenida la erección adecuada, un anillo de tensión se sujeta alrededor de la base del pene para mantener la erección e impedir la salida de sangre. Se retira el cilindro del pene. El anillo de tensión también debe retirarse dentro de los 30 minutos. Hay que aprender a utilizar este aparato. Puede representar una solución para ciertas parejas. La bomba de vacío debe utilizarse con muchas precauciones y siempre con supervisión médica.

Cirugía de disfunción eréctil

Una solución quirúrgica se puede proponer como último recurso en casos excepcionales, cuando los otros métodos han fracasado.


Foto: © Vasin Lee – Shutterstock.com

Última actualización: 7 de octubre de 2018 a las 06:00 por gslaura.

El documento «» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.