Alergia a los ácaros - Niño

Mayo 2018
Los productos de desecho de los ácaros (o alergenos) son los responsables de los síntomas que presentan los pacientes que sufren de alergia a estos insectos. Aparece una alergia cuando una persona reacciona a cosas que no afectan a la mayoría de las gente, como el polen y este tipo de ácaros.




Qué son los ácaros

Los ácaros son unos pequeños insectos que viven en el polvo. Los encontramos en la gran mayoría de los hogares y no pican, pero ciertas personas se sensibilizan y sufren reacciones alérgicas a ellos.

Síntomas

Los ácaros son los responsables del 50% de los síntomas alérgicos. Son los restos de los ácaros muertos y sus deposiciones las que provocan las alergias. En una habitación con un 85% de humedad, los ácaros comen 5 veces más y producen 5 veces más de deyecciones alérgicas.

Síntomas respiratorios

Su inhalación es la responsable de síntomas respiratorios como la rinitis, la conjuntivitis o el asma y sus equivalentes (tos seca, bronquitis crónica...)
Para saber más consultar el capítulo de "Rinitis alérgica", " Conjuntivits alérgica", "Asma"

Síntomas cutáneos: manifestaciones de la alergia a los ácaros a nivel de la piel

Su contacto con la piel causa eczema, llamada también dermatitis atópica.

Picor mas intenso en otoño

Los síntomas provocados por la alergia a los ácaros tienen su pico de intensidad en otoño y se prolonga durante el invierno porque, durante estos períodos, los apartamentos están menos aireados y más calientes.

Para evitar la alergia a los ácaros existen diversos tratamientos

La limpieza

Airear la habitación todos los días, tanto en invierno como en verano, de 30 a 60 minutos cada día. Cambiar las sábanas cada semana y lavarlas con la máxima temperatura posible, aproximadamente a 60 grados. Pasar la aspiradora como mínimo 2 ó 3 veces por semana y lavar, como mínimo cada mes, las almohadas, los edredones y las mantas a la temperatura más alta posible.
Se recomienda guardar la ropa en un armario y meter los peluches una noche al mes en el congelador envueltos en una bolsa de plástico. Mantener una temperatura en la habitación de 18 a 19 grados como máximo y una humedad del 50 al 60% y limpiar el polvo regularmente con un trapo húmedo.

Decoración de la habitación

Hay que evitar las literas (el niño que duerme en la cama de abajo inhala más ácaros que provienen del colchón de la cama superior) y eliminar los radiadores eléctricos con ventilador. Se recomienda el somier de látex en el dormitorio de un alérgico. Las almohadas y los edredones deben ser de materiales sintéticos con el fin de evitar las plumas donde existe el riesgo de que se alojen los ácaros. Se recomienda utilizar una funda anti ácaros, envolviendo completamente el colchón y la almohada y pedir consejo a su médico alergólogo.

Aspirador

Debemos pasar el aspirador un mínimo de 30 a 40 minutos para eliminar el 20% de los ácaros. El aspirador debe llevar un filtro HEPA (del francés: Alta Eficacia para las Partículas Aéreas) con el fin de evitar reenviar los ácaros otra vez al ambiente. Evitar las moquetas y las cortinas.

Eliminar los ácaros

Se recomienda seguir las siguientes instrucciones: ventilar durante al menos media hora cada día todas la casa, especialmente la habitación de dormir. El aire tiene que correr por lo que se debe abrir puertas y ventanas y hacer corriente de aire. Hay que airear los colchones cada 15 días o cada mes máximo. Las fundas de colchón antiácaros también
pueden ser eficaces. Lavar la ropa de cama una vez por semana a 60º o mas. Lo ideal es que en la habitación no hayan alfombras ni moqueta. Limpiar el polvo con un trapo húmedo y con aspirador que tenga un filtro adecuado. Hay que disminuir la humedad de la casa, especialmente en la habitación de dormir, con la ayuda de un aire acondicionado o un deshumidificador. Utilizar acaricidas o spray antiácaros que matan los ácaros (pero no eliminan sus restos) por lo que después de utilizarlos se debe hacer una limpieza profunda. Intentar evitar los sitios dónde se acumule polvo.

Alergia a los ácaros: tratamiento natural

Además de las medidas descritas en el párrafo anterior una de las mejores plantas para combatir los síntomas de la alergia al polvo es el tomillo. La infusión se prepara con una cucharadita de planta seca por taza, añadiendo agua muy caliente sin llegar a hervir, tapando la taza y dejándola reposar durante 5 minutos. Después de debe colar y beberla poco a poco cuando se vaya enfriando. Otro tratamiento que se puede utilizar es la salvia que se prepara igual que el tomillo. También los vahos con aceite esencial de eucalipto es un remedio muy útil. La mantecona (Petasites hypridus) es una planta que, tomada en infusión, es muy eficaz para mejorar los síntomas alergia.

Ácaros: picaduras

Existen varios tipos de picaduras de ácaros. Las niguas o ácaros de la cosecha son los responsables más frecuentes. Son larvas de ácaros ubicuos, excepto en regiones áridas; muerden, se alimentan en la piel y luego se desprenden. En algunos países esta familia de ácaros pueden transmitir la Rickettsia tsutsugamushi. Estos ácaros no excavan en la piel, pero como son tan pequeños son difíciles de detectar sobre la superficie de la piel.
Las especies de ácaros que pican y penetran en la piel son el Sarcoptes scabiei (responsable de la sarna o escabiosis) y los ácaros Demodex, que provocarn una dermatitis parecida a la sarna.


Foto: © 123rf_79936993_megavic93.jpg
Última actualización: 18 de enero de 2018 a las 13:10 por DRA. MARNET.
El documento «Alergia a los ácaros - Niño» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
Alergias: informes y tests cutáneos