Qué es la conjuntivitis y cómo se contagia

Haz una pregunta
La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, una membrana que recubre la cara interna de los párpados y los globos oculares.


Síntomas de la conjuntivitis

Los síntomas de la conjuntivitis son: los ojos rojos, las lágrimas, la sensación de tener arena dentro del ojo, sentir una quemadura y picores. A veces aparece un derrame purulento. En ocasiones, los párpados están pegados y hay exceso de lagañas, sobre todo por la mañana al despertar.

Causas de la conjuntivitis

Una conjuntivitis puede ser de origen infeccioso, viral o bacteriano, alérgico o traumático. Un cuerpo extraño o un golpe, por ejemplo, pueden provocar un traumatismo ocular y necesitar de la consulta de un oftalmólogo de forma urgente.

Cómo se contagia la conjuntivitis

La conjuntivitis bacteriana y la conjuntivitis viral son muy contagiosas. Para evitar el contagio son muy importantes las medidas de higiene, fundamentalmente, lavarse las manos después de cada cura. Hay que separar las toallas, las prendas de vestir y la ropa de cama de la persona afectada de las del resto de la familia, y lavarlas con frecuencia.

Qué es la conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica se caracteriza por los ojos rojos, lacrimosos y acompañados de picores. Los pacientes con conjuntivitis suelen tener la desagradable sensación de tener arena en los ojos. Además, la luz y el sol pueden provocar alergia: en este caso se habla de fotofobia.

La conjuntivitis alérgica acompaña, en ocasiones, a la rinitis alérgica, especialmente en los casos provocados por el polen, pero también puede aparecer de forma aislada en el caso de que la alergia sea provocada por ácaros, animales o látex. Episodios de tos, eczema, bronquitis crónica o asma pueden acompañar una conjuntivitis alérgica. El consumo de determinados alimentos puede, a veces, provocarla.

Examen físico de la conjuntivitis

Es indispensable un examen oftalmológico con el fin de evaluar la gravedad de las lesiones. Este permite al oftalmólogo prescribir un colirio con los corticoides adecuados para curar la córnea afectada.

Cuánto tiempo dura el tratamiento de la conjuntivitis

Se debe consultar a un médico para que prescriba un tratamiento adaptado en función de las causas.


Un cuerpo extraño o un golpe, por ejemplo, pueden provocar un traumatismo ocular o conjuntivitis traumática, es indispensable consultar un oftalmólogo. Solo un diagnóstico alergológico permite encontrar la causa de una conjuntivitis alérgica. El tratamiento que se proponga depende de los resultados de este diagnóstico.

En función de los riesgos de contagio de la conjuntivitis infecciosa, se deben realizar estas medidas fundamentales: no frotar ni tocar el ojo infectado, evitar tocar el ojo que no está afectado, lavarse las manos antes y después de cada aplicación del colirio y lavar los ojos con suero fisiológico.

Tratamiento de la conjuntivitis bacteriana

En caso de conjuntivitis bacteriana es necesario aplicar regularmente durante varios días un colirio antibiótico prescrito por el médico, que permita desaparecer casi rápidamente las pequeñas molestias.

Qué es la conjuntivitis viral

El tratamiento de la conjuntivitis viral consiste en utilizar regularmente un colirio antiséptico.

Conjuntivitis en bebés

Las causas de una conjuntivitis en el bebé pueden ser virales, bacterianas, alérgicas o por algún irritante. También se calcula que un 20 % de los bebés nace con uno o dos de los conductos lagrimales obstruidos o parcialmente obstruidos. Esta obstrucción puede provocar que aparezcan síntomas similares a los de la conjuntivitis, tales como secreción amarilla o blanca, o bien una conjuntivitis propiamente dicha.

Cómo limpiar los ojos de un bebé

En cuanto al tratamiento de las conjuntivitis infecciosas suele ser más fácil aplicar una pomada que las gotas. Lo primero siempre es lavarse las manos, después deslizar el párpado inferior un poquito hacia abajo con suavidad y aplicar la pomada a lo largo del párpado. Así, cuando el bebé parpadee la pomada entrará en el ojo de forma correcta. También se recomienda lavar los ojos del bebé con agua tibia y retirar con suavidad la secreción seca porque la acumulación de secreción infectada puede disminuir la eficacia del antibiótico.

Conjuntivitis en niños

La conjuntivitis es una patología muy frecuente en los niños. A menudo es de origen viral o bacteriano pero no siempre, también puede ser de origen alérgico.


La conjuntivitis infecciosa suele provocar lagañas amarillentas, ojo enrojecido, ardor y, además, son muy contagiosas. El contagio se produce por contacto directo o indirecto con el ojo enfermo y el tratamiento es a base de colirios como antibiótico.

Tratamiento de la conjuntivitis en niños

La conjuntivitis de origen alérgico cursa con picor intenso y no aparecen lagañas ni secreciones en el ojo. Puede deberse a la sensibilización al polvo, polen, animales o contaminación atmosférica. El tratamiento suele consistir en lavados con suero fisiológico y algún colirio (rara vez necesita tratamiento por vía oral).

Respecto a la escuela o guardería, las normas dependen de cada centro. Algunos permiten que los niños afectados por conjuntivitis infecciosa regresen a la escuela una vez que han pasado 24 horas después de haber iniciado el tratamiento. Otros no aceptan la reincorporación hasta que la secreción ocular haya desaparecido por completo.

Qué remedios son buenos para la conjuntivitis

La manzanilla es un remedio natural que destaca por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias. Puedes preparar una infusión de manzanilla. Déjala enfriar y aplícala con un pañuelo limpio, una gasa o un algodón empapado con la infusión.

El pepino es rico en vitamina E, agua y aceites naturales. Además, es un buen antiinflamatorio. Se colocan sobre el ojo afectado unas rodajas de pepino durante 10 o 15 minutos. Una alternativa al pepino son las rodajas de patata.

Otra opción es la infusión con flores de caléndula y agua, se deja enfriar y se cuela aplicándola después encima del ojo. También la aplicación de compresas de agua fría y tibia o la miel disuelta en agua pueden aliviar momentáneamente los síntomas.

Foto: © Elnur Amikishiyev – 123RF.com

Última actualización: 10 de julio de 2018 a las 00:08 por gslaura.

El documento «» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.

Conjunctivitis
Conjunctivitis