El estudio de la esterilidad en la mujer

FR US ES
Haz una pregunta
Para encontrar el origen de la infertilidad de una pareja los dos miembros se deben realizar una serie de exámenes.



Estudios ginecológicos de fertilidad femenina

Para encontrar el origen de la infertilidad de una pareja los dos miembros se deben realizar una serie de exámenes. Este chequeo, en la mujer, comprende generalmente un examen ginecológico que permite poner en evidencia las eventuales anomalías anatómicas o una infección, unas curvas de temperatura para determinar si existe una ovulación y el periodo en el cual tiene lugar, un análisis de sangre con un análisis hormonal que estudie la dosis en sangre de las hormonas que intervienen en las diferentes etapas de la reproducción, un test de Huhner que permite el análisis de la calidad del moco del cuello del útero después de una relación sexual para comprobar su calidad y su compatibilidad con los espermatozoides, una ecografía pélvica y una histerosalpingografía para buscar anomalías en los ovarios, trompas o útero.
En el hombre, y simultáneamente a los exámenes de la mujer, se realiza un espermiograma que permite estudiar la calidad del esperma y en particular, el número, la forma y la movilidad de los espermatozoides.

Cómo se hace un examen de fertilidad en la mujer

La curva de la temperatura basal

La curva de la temperatura es probablemente el examen más simple a realizar. Informa sobre la duración y la regularidad del ciclo así como de la presencia y la fecha de la ovulación. Una curva de temperatura es útil para conocer la fecha óptima para concebir.
De hecho, el periodo de fecundidad comienza 4 días antes de la ovulación y se termina 24 horas después. Se aconseja efectuar un seguimiento durante 2 ciclos consecutivos como mínimo, pero frecuentemente se recomiendan 3 ciclos. Este examen consiste en controlar la temperatura cada mañana al levantarse desde el primer día del ciclo hasta el primer día del ciclo siguiente. Las diferencias de temperatura observadas durante el ciclo provienen de las variaciones de la tasa de progesterona durante el ciclo. Durante la primera parte del ciclo la progesterona y la temperatura son bajas. Justo después de la ovulación, la progesterona aumenta paralelamente a la temperatura corporal. Luego, justo después de la regla, al final de la fase del ciclo, la tasa de progesterona disminuye así como la temperatura. La ovulación se presenta la víspera de la subida de la temperatura. Así durante la primera parte del ciclo la temperatura oscila entre 36,1°C y 36,7°C y después pasa la barrera de los 37°C durante la segunda parte justo después de la ovulación. Es importante que el modo de tomar la temperatura sea idéntica a lo largo de todo el seguimiento. Anote todos los síntomas que usted observe : dolores, sangrados, toma de medicamentos, etc. La variación de una temperatura baja a una alta indica que la ovulación ha tenido lugar la víspera. Ahora bien: un óvulo no vive más de doce a quince horas así que una relación sexual que tenga lugar después de la subida de temperatura no va a ser fecunda ya que el óvulo no sobrevive más allá de doce a quince horas. Toda anomalía de la curva de temperatura debe conllevar a realizar un examen hormonal. Adopte un ritmo regular, cada mañana, a la misma hora y con el mismo termómetro.

El examen ginecológico

La mayoría de las veces comprende una palpación vaginal, un examen con espéculo y un frotis. Permite descubrir eventuales anomalías anatómicas o una infección.

El examen hormonal

Este análisis de sangre representa un elemento importante en el diagnóstico ya que las hormonas regulan el conjunto de las etapas de la reproducción. Los niveles hormonales son indispensables para confirmar un diagnóstico y para seguir la evolución de las tasas de hormonas durante las estimulaciones, inseminación artificial o fecundación in vitro, por ejemplo. Los valores normales de estas hormonas dependen de cada laboratorio. No busque «interpretarlas» sin la opinión de los especialistas.

Los niveles de las hormonas implicadas

Se estudia la llamada "reserva ovárica" que permite verificar el buen funcionamiento de los ovarios : son importantes los niveles del estradiol, la FSH y la LH. El estradiol es una hormona secretada por las células que rodean al ovocito. La FSH y la LH son las hormonas hipofisarias. La progesterona aparece justo antes de la ovulación e indica la llegada de la ovulación.

El examen hormonal permite diferenciar

Ovarios que no responden a las respuestas del cerebro, ovarios que funcionan pero que no reciben las órdenes que deben llegar de la hipófisis o del hipotálamo o un hipotiroidismo que provoque un sobrepeso : un tratamiento adaptado mejorará esta anomalía y permitirá, en general, resolver el problema de la esterilidad.

El test de Huhner

Este test permite estudiar la calidad del moco del cuello del útero después de una relación sexual con el fin de verificar su calidad y su compatibilidad con los espermatozoides. Se observa la evolución de estos espermatozoides en el moco cervical en el periodo precedente a la ovulación. El moco, que contiene en circunstancias normales a los espermatozoides, es retenido en el fondo de la vagina durante algunas horas después de la relación sexual. Después se examina al microscopio. Un moco cervical de buena calidad con aspecto de clara de huevo crudo forma cristales característicos. El examen al microscopio permite verificar si los espermatozoides son móviles y si sobreviven bien en el moco cervical. Este test debe efectuarse en el periodo preovulatorio, dos días antes de la fecha prevista de la ovulación y algunas horas, entre 4 y 12 horas después de una relación sexual. La mujer debe permanecer acostada durante algunos minutos después del coitoy no debe realizarse ningún lavado vaginal.

La histerosalpingografía

La histerosalpingografía o histerografía es una radiografía del útero y de las trompas que permite observar la permeabilidad de las trompas uterinas así como el interior del útero, gracias a la inyección de un producto de contraste en la cavidad uterina. Esta radiografía permite visualizar el interior del útero, la cavidad uterina y las trompas de Falopio a fin de identificar malformaciones del útero o de las trompas, o una infección. También permite verificar si las trompas no están obstruidas. Este examen, un poco doloroso, dura alrededor de una hora. La inyección del producto permite, a veces, desatascar las trompas y ayudar a una mujer a concebir un bebé.

La colposcopía

También es posible realizar un diagnóstico con colposcopia. Con la ayuda de una fibra óptica que pasa a través del abdomen, el cirujano inspecciona el exterior del útero, las trompas y sus pabellones así como los ovarios. La cirugía por colposcopía consiste en operar con ayuda de una cámara y unos instrumentos muy finos, introducidos por unos pequeños orificios practicados sobre la pared abdominal, a nivel del ombligo.

La biopsia del endometrio

Se extrae una muestra de la mucosa del útero con el fin de estudiarla. Este examen se practica en general hacia el día 23 o 24 del ciclo. La permeabilidad de las trompas puede ser controlada a través de la histerosalpingografía, la histerografía y la colposcopía.

Pruebas de fertilidad caseras

Actualmente existen dos pruebas caseras que son rápidas y confiables: una se realiza con la orina y la otra con la saliva y permiten determinar con exactitud el momento de mayor fertilidad femenina. Estos dos métodos han sido aprobados por los organismos mundiales que regulan los medicamentos y permiten conocer el día de mayor fertilidad de la mujer. Estas pruebas se hacen a través de muestras de orina y se emplean en la mitad del ciclo de la mujer, en el periodo que está más cerca de la ovulación.
Determinan el momento en el que la hormona luteinizante (HL) está en su pico más alto. Cuando esto ocurre, quiere decir que las 36 horas posteriores serán las mas idóneas para tener relaciones sexuales y conseguir un embarazo. Estas pruebas tienen una capacidad para determinar el día fértil del ciclo con una efectividad hasta del 99%.
La prueba de la saliva es la más novedosa y consiste en poner una muestra de saliva en un microscopio del tamaño de un labial. Se hace por la mañana después de tomar agua, cepillarse los dientes o comer algo.
Existe una test conocido como Predictor Fertility ella & él que permite conocer de antemano el grado de fertilidad de ambos miembros de la pareja con un 99,34% para resultados positivos (fértil) y del 100% para los negativos (infértil) en mujeres y 98% y 94% respectivamente en hombres. Son fáciles de hacer. El primero detecta el nivel de la hormona foliculoestimulante (gonadotropina FHS) en la orina de la mujer y el del hombre mide la concentración de espermatozoides en una muestra de semen. Ambos test se venden por separado: el femenino cuesta unos 12 euros y el masculino unos 25 euros.

Exámenes de fertilidad femenina: precio

En algunos países estos estudios están cubiertos por la Seguridad Social. El precio de la ecografía transvaginal, una citología y una revisión ginecológica pueden oscilar ente unos 60 o 150€. El precio del estudio hormonal en sangre es de unos 100€ aproximadamente. El precio de la histerosalpingografía está en torno a los 100 y 150€. A veces en algunos Centros proponen paquetes que incluyen varias pruebas como una analítica hormonal, una histerosalpingografía, un seminograma, un espermiograma y una citología vaginal por 350 €.


Foto: © 123rf_63270496_Ekaterina Glazkova.jpg

Última actualización: 5 de abril de 2018 a las 09:18 por DRA. MARNET.

El documento «» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.