Joven de 19 años con bola en el pezón

Resuelto
JL - 24 jun 2011 a las 12:17
 Miguel90 - 21 jul 2021 a las 23:12
Hola,
Soy un hombre joven de 19 años a quien hace 8-9 meses le apareció una bola dura dentro del pezón. Es dolorosa solo al tocarla con cierta presión. Aunque no lo creía posible, he oído hablar de cáncer de mama en el hombre y he comenzado a preocuparme. Informándome un poco por ahí, descubrí que esto es algo que puede ser normal en la adolescencia, entre 13 y 14 años.
Habiendo cumplido ya los 19, pienso que estoy algo "viejo" para este tipo de síntomas, no creen?
Deseo conocer sus opiniones y sus experiencias al respecto, si las han tenido.
Muchas gracias.
Consulta también:

28 respuestas

Dr. Fernández Mensajes enviados 232 Fecha de inscripción lunes, 8 de marzo de 2010 Estatus Miembro Última intervención miércoles, 28 de septiembre de 2011 880
24 jun 2011 a las 18:32
Hola,
Como tú mismo has deducido, una tumefacción en el pezón de un hombre es normal que aparezca en la pubertad para desaparecer luego de manera espontánea al poco tiempo. Pero a los 19 años, cuando la pubertad se ha terminado, lo mejor sería que fueras con el médico para que te mande a hacer una ecografía que tal vez ayudará a dilucidar su origen.
193
hola ten go 21 años y apenas me salio una bola en el pezon es algo grave digan plis
1
Hola a mi me susede lo mismos y investige espero que les sirva esto Es una inflamación, protuberancia o masa en la mama.

Las protuberancias mamarias tanto en hombres como en mujeres aumentan la preocupación sobre el cáncer de mama, aunque la mayoría de ellas no son cáncer.

Consideraciones
Tanto hombres como mujeres de todas las edades tienen tejido mamario normal. Este tejido responde ante cambios hormonales y, debido a esto, las protuberancias pueden aparecer y desaparecer.

Los tumores o protuberancias en las mamas pueden aparecer a cualquier edad:

Los bebés de ambos sexos pueden presentar protuberancias mamarias a raíz de los estrógenos de sus madres cuando nacen. La protuberancia por lo general desaparecerá por sí sola a medida que el estrógeno desaparezca del cuerpo del bebé.
Las niñas pequeñas usualmente desarrollan "brotes mamarios" que aparecen justo antes del comienzo de la pubertad. Estas protuberancias pueden ser sensibles y son comunes hacia los 9 años, pero pueden aparecer hasta a los 6 años de edad.
Los adolescentes varones pueden desarrollar masas o agrandamiento de las mamas debido a los cambios hormonales que se presentan a mediados de la pubertad. Aunque esto puede ser angustiante para los niños, estas masas o protuberancias casi siempre desaparecen por sí solas al cabo de unos meses.
Causas
Las masas o protuberancias en una mujer son usualmente ocasionadas por cambios fibroquísticos, por fibroadenomas y por quistes.

Los cambios fibroquísticos corresponden a mamas con protuberancias y dolor. Los cambios mamarios fibroquísticos no aumentan el riesgo de cáncer de mama. Los síntomas generalmente son peores poco antes del período menstrual y luego mejoran después de que éste se inicia.

Los fibroadenomas son masas no cancerosas que se sienten como caucho y se mueven con facilidad dentro del tejido mamario y, al igual que los cambios fibroquísticos, ocurren más frecuentemente durante los años reproductivos. Por lo regular, no son sensibles. Excepto en raras ocasiones, no se vuelven cancerosos posteriormente. Un médico puede sentir durante un examen si una masa es un fibroadenoma; sin embargo, la única forma de estar seguro es extirpándola o practicándole una biopsia.

Los quistes son sacos llenos de líquido que a menudo se sienten como uvas blandas y algunas veces pueden ser sensibles, especialmente justo antes del período menstrual.

Otras de las causas de las masas o tumores en las mamas son:

Cáncer de mama.
Lesión: algunas veces, cuando la mama está muy amoratada, habrá una acumulación de sangre que se siente como una masa. Estas masas tienden a mejorar espontáneamente en cuestión de días o semanas. Si no mejoran, es posible que el médico tenga que drenar la sangre.
Lipoma: una acumulación de tejido adiposo.
Quistes lácteos (sacos llenos de leche) e infecciones (mastitis), que pueden llegar a convertirse en un absceso. Estas dos situaciones se presentan típicamente si usted está amamantando o ha dado a luz recientemente
2
Únete a la comunidad