Tendinitis del tendón de Aquiles: síntomas y tratamiento

Agosto 2017


La tendinitis del tendón de Aquiles o tendinitis aquílea es una inflamación del tendón situado detrás del tobillo, uno de los más sólidos del cuerpo humano.

A continuación un panorama sobre las causas de esta tendinitis, sus síntomas y sus tratamientos.

Causas

La tendinitis aquílea es una lesión que se produce por una exigencia excesiva del tendón de Aquiles.


Esta exigencia excesiva puede ser la consecuencia de la práctica inadecuada de un deporte, sin calentamiento o sin estiramientos. Una modificación demasiado importante de los hábitos o una práctica deportiva más frecuente o más intensa, sin evolución de la preparación, alimentación e hidratación también pueden ser las causas de una tendinitis.

El uso de zapatos inadaptados al hacer deporte o no puede afectar el tendón. Los zapatos demasiado planos o demasiado antiguos no garantizan una amortización suficiente.

Síntomas

El dolor sentido detrás del tobillo por encima del talón es el principal síntoma de una tendinitis del tendón de Aquiles. Generalmente se manifiesta por la mañana al levantarse y al inicio de una sesión de deporte. El dolor tiende a disminuir cuando el pie está en reposo. Además, el tendón afectado es sensible al tacto. En caso de tendinitis crónica, el dolor es asociado con una rigidez y con una presencia posible de nódulos o bultos a nivel del tendón.

Tratamientos

Es aconsejado tratar una tendinitis del tendón de Aquiles lo más rápidamente posible con el fin de evitar las recidivas o una agravación que puede conducir a una rotura del tendón de Aquiles. El tratamiento de una tendinitis aquílea se basa en la toma de antiinflamatorios (vía oral o local) y el estado en reposo de la articulación. El uso de taloneras o de plantillas ortopédicas puede ser recomendado para levantar el talón y dar reposo al tendón. Cuidados de kinesiterapia pueden ser asociados para restaurar la elasticidad del tendón afectado. La intervención quirúrgica es contemplada únicamente en última intención, en caso de fracaso del tratamiento inicial.

Prevención

La tendinitis del tendón de Aquiles puede ser evitada adoptando el buen comportamiento en el momento de la práctica de un deporte. Respetar una duración bastante larga de calentamiento y estirarse cuidadosamente después del esfuerzo son medidas idóneas de preservar los tendones, particularmente los tendones de Aquiles. Es también aconsejado beber mucha agua para evitar la deshidratación.

Saber más

Tendinitis calcificante: síntomas y tratamiento
Tendinitis: ecografía e IRM
Tendinitis: definición, causas y tratamiento
Tendinitis calcificante
Tendinopatía crónica
Tendinitis y tratamientos

Foto: © endostock - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 2 de septiembre de 2015 a las 01:12 por Carlos-vialfa.
El documento «Tendinitis del tendón de Aquiles: síntomas y tratamiento » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.