Flebitis - Síntomas

Julio 2017


Definición


La flebitis, también llamada trombosis venosa profunda, es una patología cardiovascular que corresponde a la obstrucción completa de una vena, especialmente a nivel de los miembros inferiores (90% de los casos). Es consecuencia de la formación de un coágulo de sangre en una vena, llamado trombo. Los factores que incrementan el riesgo de generar una flebitis son numerosos. Podemos citar, entre ellos, una inmovilización prolongada de los miembros, un cáncer, una anomalía de la sangre que sea demasiado viscosa o que se coagula más fácilmente debido a alteraciones de la coagulación, ciertas patologías como un infarto o una insuficiencia respiratoria crónica, el embarazo o una operación quirúrgica reciente. El riesgo de flebitis aumenta con la edad y las personas que ya han padecido una flebitis también constituye un factor de riesgo para la recidiva. Cuando se produce una flebitis el trombo puede emigrar a veces hacia la circulación pulmonar y provocar una embolia pulmonar.

Síntomas


Dependiendo de la ubicación de la obstrucción, la flebitis pueden provocar síntomas ligeramente diferentes. A veces, una flebitis no se manifiesta por ningún signo clínico: decimos entonces que es asintomática. En caso de flebitis a nivel de la pantorrilla, aparece un dolor unilateral asociado con un aumento en la temperatura de la pantorrilla, una disminución en su balanceo y algunas veces hinchazón que pueden ser signos sugestivos pero inconstantes. A veces, cursa con un poco de fiebre. Si la flebitis se localiza en una parte situada mas arriba, el dolor puede localizarse en el muslo o en el pliegue de la ingle.

Diagnóstico


El exámen clínico no suele ser suficiente para establecer un diagnóstico de flebitis: se debe realizar una ecografía-Doppler. Esta prueba, que utiliza la técnica de la ecografía a base de ultrasonidos, permite detectar el coágulo en el sistema venoso, y su asociación con el doppler permite estudiar los flujos sanguíneos a nivel de la red venosa. A veces, se realiza una dosificación de D-dímero en una muestra de sangre que permite, en caso de ser negativo, eliminar con certeza una trombosis venosa. Si no se encuentra ninguna causa evidente de flebitis, se recomienda hacer un estudio sanguíneo para buscar un problema de la coagulación.

Tratamiento


La flebitis necesita de un tratamiento a base de anticoagulantes que van a permitir dos cosas: limitar los riesgos de complicaciones o de extensión y desintegrar el coágulo. Inicialmente los anticoagulantes se administran en forma de inyecciones; después, se toma el relevo por un tratamiento por la boca en forma de comprimidos. Dependiendo de varias circunstancias el tratamiento durará más o menos tiempo: de como se produjo la flebitis, de la existencia de un factor desencadenante o no, que sea el primer episodio o no,... Se recomienda la elevación de las piernas durante el reposo en cama, y bastante rapidamente el paciente debe empezar a caminar colocándose unas medias de compresión. En casos muy raros, puede llevarse a cabo un tratamiento quirúrgico.

Prevención


Para evitar la flebitis, deben ser evitados los períodos largos en la cama. Sin embargo en los casos en los que el reposo no puede evitarse las piernas deben estar elevadas, y eventualmente pueden utilizarse medias de contención. En los casos de mayor riesgo, se recomienda el tratamiento preventivo con anticoagulantes.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por DRA. MARNET. Última actualización: 12 de junio de 2013 a las 13:31 por Jeff.
El documento «Flebitis - Síntomas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.