Cálculos renales - Síntomas

Julio 2017


Definición

Las litiasis, también llamadas cálculos, son amas de sustancias que forman una especie de masa sólida. Estos amas pueden encontrarse especialmente en las vías biliares cuando la bilis está sobrecargada en colesterol, y también en las vías urinarias. Los cálculos a nivel del aparato urinario pueden ser de diferentes naturalezas, esencialmente de oxalato cálcico, pero también de ácido úrico o de fosfato cálcico. Los cálculos se pueden eliminar de forma espontánea por las vías naturales, pero a veces pueden obstruir un conducto y causar una tensión de las vías situadas por encima del obstáculo por la acumulación de la orina que no puede evacuarse. En la mayoría de los casos, la urolitiasis bloquea el uréter, que conduce la orina del riñón a la vejiga. El riesgo de desarrollar una litiasis renal se incrementa por el consumo excesivo de ciertos alimentos como el chocolate, carnes, charcutería, productos lácteos ...

Síntomas

La litiasis renal puede ser asintomática. Es cuando obstruye una vía urinaria cuando aparecen los síntomas clínicos que corresponden a los de una crisis de cólico nefrítico:
  • dolor localizado en la región lumbar, espalda baja, presentes en sólo lado;
  • clásicamente, el dolor da la impresión de desplazarse hacia los órganos sexuales rodeando el costado;
  • Este dolor se describe como uno de los más importantes en medicina y evoluciona en forma de crisis intercaladas con períodos sin dolor;
  • A veces, otros disturbios urinarios o digestivos están presentes, pero es el dolor, insoportable, el que domina el cuadro.


Algunas veces después del tratamiento del dolor, desaparecen y no vuelven a aparecer lo que indica que el cálculo se ha eliminado porque era pequeño. De lo contrario, las crisis continúan o se repiten.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza a partir de :
  • los síntomas clínicos: si son síntomas típicos, no es necesario ningún exámen complementario antes de iniciar un tratamiento para el dolor.
  • Unos análisis de sangre a menudo son necesarios especialmente para buscar signos biológicos de inflamación y un estudio del funcionamiento renal.
  • Una radiografía del abdomen , llamada ASP (abdomen sin preparación) puede ayudar a poner de relieve los cálculos: sin embargo, todos los tipos de piedras no son visibles a los rayos X.
  • En estos casos se practica un ultrasonido, que permite tanto el descubrimiento del cálculo como el estudio de las vías urinarias.
  • Si los cálculos son expulsados, ya sea de forma espontánea o tras su retirada, debe estudiarse su composición por una prueba llamada espectrofotometría infrarroja.

Tratamiento

El objetivo inicial del tratamiento es aliviar el dolor: esto se hace generalmente por vía intravenosa usando fármacos antiinflamatorios como el ibuprofeno y antiespasmódicos como el floroglucinol; la morfina puede ser necesaria a veces si el dolor es muy importante. Si el cálculo no se evacúa de forma espontánea y se encuentra en las vías urinarias puede ser retirados, dependiendo de su apariencia, por dos técnicas: o bien una litotricia extracorpórea (una técnica que rompe los cálculos en fragmentos más pequeños a través de una onda de choque que se usa fuera del cuerpo) o por ureteroscopia, que pasa directamente a través directamente a través de las vías naturales. Como última opción, se puede utilizar la cirugía para ciertos tipos de cálculos.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por DRA. MARNET. Última actualización: 26 de octubre de 2016 a las 15:41 por MarziaChiriatti.
El documento «Cálculos renales - Síntomas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.