Uveitis - Causas

Julio 2017


Una uveítis es la hinchazón e irritación de la úvea, la capa media del ojo que suministra la mayor parte del flujo sanguíneo a la retina. En muchos casos las causas son desconocidas.

Tres tipos de uveitis

La uveitis anterior


Es la forma más frecuente e implica inflamación de la parte frontal del ojo. A menudo se denomina iritis debido a que generalmente sólo afecta el iris, la parte coloreada del ojo. La inflamación puede estar asociada con enfermedades autoinmunitarias, pero la mayoría de los casos se presenta en personas sanas. Puede afectar únicamente a un ojo y es más común en las personas jóvenes y de mediana edad.

La uveitis posterior


La uveítis posterior afecta la parte posterior de la úvea y compromete principalmente a la coroides, una capa de vasos sanguíneos y tejido conectivo en la parte media del ojo. Este tipo de uveítis se denomina "coroiditis" y si la retina también está comprometida, entonces se llama coriorretinitis. Uno puede presentar esta afección si ha tenido una infección generalizada ( sistémica) o si padece una enfermedad autoinmunitaria.

La uveitis planitis


Es una inflamación que afecta al área estrecha (pars plana) entre la parte coloreada del ojo (iris) y la coroides. Se presenta con frecuencia en hombres jóvenes y generalmente no está asociada con ninguna otra enfermedad. Sin embargo, alguna evidencia sugiere que puede estar ligada a la enfermedad de Crohn y posiblemente a la esclerosis múltiple.

Sus causas


Síntomas


La uveítis puede afectar uno o ambos ojos. Los síntomas se pueden desarrollar rápidamente y puede aparecer:
  • Visión borrosa.
  • Percepción de moscas volantes en la visión.
  • Dolor en el ojo.
  • Enrojecimiento del ojo.
  • Sensibilidad a la luz.

Diagnóstico


Se debe realizar una historia médica completa y un examen ocular. Se pueden hacer análisis de sangre para descartar una infección o un trastorno autoinmunitario. Las personas de más de 25 años con pars planitis deben hacerse una resonancia magnética nuclear (RMN) del cerebro y de la columna vertebral para descartar esclerosis múltiple.

Tratamiento

  • Gafas oscuras.
  • Gotas oftálmicas que dilaten la pupila para aliviar el dolor.
  • Gotas oftálmicas con esteroides.

La pars planitis a menudo se trata con gotas oftálmicas que contengan esteroides: también se pueden recetar otros medicamentos, incluyendo esteroides orales, para ayudar a inhibir el sistema inmunitario. El tratamiento de la uveítis posterior depende de la causa subyacente, pero casi siempre incluye esteroides por vía oral. Si la uveítis es causada por una infección generalizada, el tratamiento puede consistir en antibióticos y antinflamatorios potentes llamados corticosteroides.

Pronóstico


Con el tratamiento apropiado, la mayoría de los ataques de uveítis anterior desaparecen en unos pocos días a semanas, pero es común que se presenten recaídas. La inflamación relacionada con la uveítis posterior puede durar de meses a años y puede causar daño permanente de la visión, incluso con tratamiento.

Complicaciones de la uveitis

  • Cataratas.
  • Líquido dentro de la retina.
  • Glaucoma.
  • Desprendimiento de retina.
  • Pérdida de la visión.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 14 de octubre de 2013 a las 23:11 por Jeff.
El documento «Uveitis - Causas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.