Diabetes en los niños - Síntomas

Agosto 2017


Definición


La diabetes es una enfermedad que causa problemas con la regulación de la glucosa (azúcar en sangre). Existen dos tipos de diabetes: la diabetes de tipo 1 (dulce o azucarada) o insulinodependiente, que es una enfermedad autoinmune en la que los auto-anticuerpos destruyen las células del páncreas que sintetiza la insulina lo que va a acabar en un defecto de síntesis (esta hormona permite hacer "entrar" el azúcar en las células) y la diabetes de tipo 2 (grasa) es no - insulino dependiente. En este caso la insulina es secretada y sintetizada normalmente pero existe sin embargo una resistencia a la insulina, que no permite hacer "volver" el azúcar dentro de las células. Los niños mayoritariamente padecen de diabetes de tipo 1.

Síntomas


La diabetes insulino-dependiente dará lugar a cambios patológicos en el azúcar de la sangre. Cuando los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos se le llama hiperglucemia. Hay indicios para sospechar de diabetes tipo 1 en los niños cuando:
  • orinan mucho (especialmente por la noche);
  • beben mucho;
  • están muy cansados;
  • también pueden perder peso a pesar de conservar el apetito.

Diagnóstico


El diagnóstico se sospecha por los signos clínicos y se confirma con distintas pruebas utilizadas para apoyar esta sospecha: una glucemia capilar puede indicar una glucemia demasiado alta y una tira reactiva urinaria puede poner en evidencia la presencia de azúcar en la orina. En caso de positividad de estas dos pruebas, se hará una prueba de glucemia en sangre y hospitalizará al niño durante varios días para confirmar el diagnóstico. La educación del niño y de sus padres es esencial para un buen control de la enfermedad.

Tratamiento


El tratamiento consiste en:
  • la educación del paciente y de su familia con reglas higiénico-dietéticas es indispensable para un buen control de la diabetes, se deben desarrollar métodos de vigilancia para detectar signos sugestivos de una complicación y realizar los ajustes en la dieta alimentaria que sean necesarios: evitar los dulces, los productos de confitería y otros muy azucarados, adaptar la toma de féculas y azúcares lentos durante el día ... ;
  • la vigilancia de la glucosa en sangre de forma regular, todos los días (generalmente por la mañana, tarde y noche). Los resultados se registran y se almacenan en un cuaderno para conservarlos con un propósito terapéutico;
  • inyecciones múltiples de insulina diariamente de acuerdo con un plan preciso, es posible utilizar la bomba de insulina .


Existen varios tipos de insulina (lenta, media o rápida) y el tipo y las dosis vienen pautadas por el médico. Las insulinas lentas tienen una duración de acción bastante larga, las insulinas rápidas actúan rápidamente. Cuando se pautan los regímenes de las inyecciones es importante una cuidadosa monitorización de la glucosa en sangre. Las dosis de insulina se ajustan de acuerdo a la glucosa en sangre observada.
Un seguimiento pluridisciplinario a largo plazo es necesario para controlar los niveles de glucosa y la prevención de complicaciones.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por DRA. MARNET. Última actualización: 1 de febrero de 2013 a las 14:19 por DRA. MARNET.
El documento «Diabetes en los niños - Síntomas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.